Cristiano Ronaldo brilló ante Suiza. (Foto: Reuters)
Cristiano Ronaldo brilló ante Suiza. (Foto: Reuters)
Julio Vizcarra Torres

Jefe de Mesa Digital de la Zona Deportiva

julio.vizcarra@comercio.com.pe

Con la temporada europea de clubes cerrada, toda la atención se centra en lo que hagan las selecciones. En el Viejo Continente con el desenlace de la primera edición de la Liga de las Naciones de la UEFA, mientras que en Sudamérica con la Copa América de Brasil, que empezará el próximo viernes 14. Obviamente, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi seguirán polarizando el mundo del fútbol, compitiendo por ganar con sus equipos nacionales y mirando de reojo el .

A diferencia de campañas anteriores, esta vez ‘CR7’ y ‘Leo’ parten parejos en la carrera por ser el mejor de todos. Con Juventus y Barcelona, respectivamente, ambos atacantes tuvieron que conformarse con celebrar en sus ligas, con influencia directa en los títulos. En su estreno en Italia, Cristiano marcó 28 tantos en 43 juegos, entre Serie A, Champions y Copa. En los mismos torneos, Messi tuvo una temporada a puro gol: 51 gritos en 49 encuentros. A pesar de ello, es casi cantado que el codiciado trofeo individual se definirá en esta parte del año.

A casi una semana del arranque de la Copa América, Cristiano Ronaldo le sacó ventaja a Messi. En un duelo que tenía pinta de alargue, el ‘7’ luso apareció con su mejor aval: el gol. Un ‘hat-trick’ frente a Suiza definió el pase de Portugal a la final de la Liga de las Naciones, en la que enfrentará en casa a Holanda o Inglaterra el domingo.

Sembrado en el Grupo B del certamen a disputarse en la tierra de su amigo Neymar, Messi tendrá nuevamente la misión (presión) de llevar a Argentina a romper la racha de sequía 26 años sin ganar algo importante. Salvo una actuación sobrenatural del ex Real Madrid con Portugal, si el crack de Barcelona consigue alzar la Copa en Río de Janeiro, no habrá votación que se le resista.

Sin embargo, y más allá de lo que representan Ronaldo y Messi, habría que ponerle un ojo a Virgil van Dijk. El extraordinario defensa del Liverpool, a mi gusto la gran figura del campeón de la Champions League, podría aguarle la fiesta a Cristiano y compañía. De imponerse Holanda y quedarse con la Liga de las Naciones, el zaguero de 27 años sumaría su segundo título en solo dos semanas.

“La televisión es esclava de la pelota y solo muestra una zona del partido; esto nos priva de ver los largos recorridos que algunos jugadores hacen para desmarcarse o recuperar balones”, reflexiona el escritor Juan Villoro. Siguiendo la línea del mexicano y teniendo el gol como máxima garantía, Cristiano Ronaldo o Lionel Messi están cerca de su sexto Balón de Oro.