España venció por 2 a 0 a Albania por Eliminatorias

La se reencontró con el triunfo en Albania, donde derribó el muro defensivo local con tantos de Diego Costa y Nolito, para arrebatar el liderato a su rival tras un ejercicio de paciencia con premio (0-2) y que pudo ser mayor si Italia no hubiese ganado al final.

Albania no tuvo complejos para encerrarse con defensa de cinco en su terreno. España necesitaba velocidad y verticalidad para conectar con Diego Costa, atrapado en una telaraña de centrales.

Para España, el partido era un ejercicio de paciencia. Cuando no derriba el muro rival pronto, se ve obligado a insistir intentando no perder su estilo cayendo en balones largos a la nada.

Albania se asfixiaba ante la presión, sin salida de balón y se jugaba todo a un exceso de confianza español. Un error de Busquets en la salida de balón levantaba el ánimo a la fiel afición local, que disfruta del momento de su selección tras jugar la Eurocopa. Cuando pasaban el centro del campo explotaba la fiesta.

El primer tanto llegó de un mal saque de puerta que salió del pase de Vitolo a Silva y la generosidad del isleño para regalar el tanto a Diego Costa. Premio a su lucha incansable con los centrales.

En diez minutos del segundo tiempo, la Roja encontraba el premio tan buscado y con el marcador a favor no cambió su idea. Fue por más y lo consiguió con rapidez. Nolito, recién entrado al partido, porfió un balón y con calidad puso su disparo cruzado ajustado al poste. Era la sentencia. El fin de un partido durísimo precedido de diluvio y que tuvo su fin tras un aguacero, un susto con lesión de Ramos y el paseo final con la bonita ovación de la afición albanesa al maestro Iniesta.

EFE

Alineaciones:

Albania: Berisha; Hysaj, Mavraj, Xhimshiti, Agolli; Lila, Memushaj, Xhaka; Lenjani, Balaj, Roshi.

España: De Gea; Ramos, Piqué, Monreal; Busquets, Koke, Thiago, Iniesta; Silva, Vitolo y Diego Costa.

PREVIA

La selección española mide esta tarde en Shkoder (01:45 pm EN VIVO) el crecimiento de Albania en un duelo clave por el liderato del Grupo G, de la fase de clasificación al Mundial de Rusia 2018, con la necesidad de firmar un triunfo tras dejarlo escapar ante Italia en Turín después de una exhibición.

España tiene que dar un paso al frente en Albania, asaltar el primer puesto de la clasificación y demostrar, tras exhibir un alto nivel de juego en Turín, que es la gran favorita para el único puesto de acceso directo al próximo Mundial en un grupo duro.

Llegaron de golpe las dos salidas más complicadas de la fase de clasificación para la Roja. En la primera no encontró el premio deseado y se fue del Juventus Stadium con la sensación de haber perdido dos puntos más que de conquistar uno. El penalti final de Sergio Ramos abre un debate y provocó la pérdida de dos puntos claves, que habrían dejado a Italia tocada y con máxima necesidad.

La lluvia de críticas sobre la figura del capitán extienden una línea preocupante del fútbol español. La falta de respeto a leyendas marcan el paso. Lo sufrió Iker Casillas y la carga parece ser trasladada con el brazalete. En Italia, el fallo grosero de Gianluigi Buffon en el tanto de Vitolo, no recibió ni un quejido de la afición 'azzurra'. Respeto máximo por un futbolista que ha marcado grandes éxitos de su selección.

Para Julen Lopetegui seguirá siendo insustituible Sergio Ramos, que formará pareja de centrales con Gerard Piqué. Los cambios del seleccionador español pueden llegar en los laterales, con Sergi Roberto entrando por Carvajal en el derecho y la necesidad de buscar uno en el izquierdo. La lesión muscular de Jordi Alba le hizo regresar antes de tiempo a casa, como Saúl Ñíguez. En Italia fue Nacho Fernández el elegido, pero la llamada de urgencia a Nacho Monreal y su largo viaje hasta Shkoder, invita a pensar que será el elegido.

Dejó tan buenas sensaciones España en Turín como un final preocupante con aspectos a corregir. La falta de equilibrio provocó una sorprendente debilidad con poco que aportase Italia. Necesita soluciones Lopetegui, que debe arropar a Busquets. Medita la entrada de Thiago Alcántara, aunque el gran nivel de Koke Resurrección no invita al cambio. Andrés Iniesta es el líder del juego y en los tres de arriba de momento David Silva es indiscutible, Vitolo se lo está ganando y el cambio podría llegar con Álvaro Morata por Diego Costa.

Al buen partido del nueve hispanobrasileño en Italia le volvió a faltar el gol y estar de lleno en tres acciones que debieron costarle la expulsión juega en su contra. La frescura de Morata apunta a Albania, una selección a la que España siempre ha derrotado y casi siempre con goleada: cinco duelos, 24 tantos a favor y tan solo dos en contra.

Aunque el presente es diferente gracias a la revolución que realizó el técnico italiano Giani di Biasi, héroe nacional ya tras llevar a Albania a la Eurocopa de Francia. Su pasado en equipos del 'Calcio' y una mala experiencia en el Udinese, donde apenas pudo trabajar tres meses, le animó a cambiar de aires y afrontar un reto en un país menor a nivel futbolístico.

Buscó jugadores seleccionables albaneses hasta debajo de las piedras. Cambió todo el plantel gracias a un 'scouting' por países donde suelen emigrar los jugadores nacidos en Albania y el resultado dejó el final feliz de jugar la primera fase final de la historia del país.

Por eso a nadie sorprende el respeto que le tienen España e Italia ni su liderazgo tras dos jornadas. Albania venció 2-1 a Macedonia y alcanzaba el primer puesto sacando provecho del empate de sus grandes rivales, con un triunfo sin apuros en Liechtenstein (0-2). España es su gran examen y saldrá con todo a buscar dar la gran sorpresa.

Bekim Balaj, el delantero de 25 años del FC Terek Grozny, es el principal referente ofensivo de una selección que saldrá a esperar a España y buscará la velocidad como arma para intentar llegar a David de Gea. Autor de dos tantos de los cuatro marcados por Albania en la fase de clasificación, es el jugador a vigilar de cerca por la defensa española.

Fuente: EFE

LEE MÁS SOBRE...