España venció 2-0 a Francia de visita en amistoso internacional

firmó un triunfo de prestigio en casa de la subcampeona de Europa, Francia, en Saint Denis, donde hace nueve meses vivió un fin de ciclo en la Eurocopa 2016 y que conquistó con papel estelar de Gerard Deulofeu, que provocó un penalti y marcó el segundo (0-2).

► 

España extiende su buena línea con Julen Lopetegui como seleccionador y confirmó las sensaciones de la fase de clasificación al Mundial 2018, con una victoria ante Francia, marcada por el uso del videoarbitraje.

El colegiado holandés Bjorn Kuipers anuló, tras consultar las imágenes, un gol al delantero de Francia Antoine Griezmann y concedió el gol del 2-0 a Gerard Deulofeu para España.

El dominio de la primera parte de España no encontró el premio del gol. Andrés Iniesta disfrutó de la ocasión más clara pero no superó un mano a mano ante Lloris. David De Gea evitó el gol con una gran parada a Mbappé y Gerard Piqué sacó bajo palos otro testarazo de Koscielsny.

La segunda parte tuvo color español y la entrada en el campo del joven jugador del Milán de Italia, Gerard Deulofeu, fue decisiva. Provocó el penalti que marcó David Silva y marcó la sentencia con su tanto en los últimos minutos del partido amistoso. 

EFE

PREVIA

Tras el brillo mostrado frente a Israel por la selección de Julen Lopetegui, encara un nuevo amistoso de enjundia. Selecciones como Bélgica, en el inicio de una nueva era, o Inglaterra en Wembley, han medido la evolución de España con un nuevo seleccionador. Francia y otro estadio mítico como Saint Denis se presentan como una ocasión perfecta para exhibir el potencial del relevo generacional.

Firma España una clasificación impecable hacia el Mundial 2018, destinada a jugarse con Italia el primer puesto que da acceso directo a la gran cita de Rusia. Extiende una línea de máxima fiabilidad, 24 años sin perder de local en una fase mundialista, con un bloque de jugadores que comienza a ser fijo para Lopetegui.

Hay espacio para nuevas pruebas, para regresos inesperados. En el primer capítulo aparecerán en París Asier Illarramendi, que se convertirá en el quinto debutante de la era Lopetegui, y Gerard Deulofeu, con ganas de aprovechar su oportunidad tras adelantar en esta convocatoria a Lucas Vázquez y José Callejón.

En el segundo, Pedro Rodríguez. Volverá a enfundarse la Roja el delantero isleño tras cerrar con polémica la etapa con Del Bosque. Sus declaraciones en la víspera del duelo que acabó marcando el rumbo en la Eurocopa 2016, quejándose de su rol antes de jugar ante Croacia, parecían el punto final a una andadura repleta de éxito.

Justo en Saint Denis jugó su último partido hace nueve meses, cuando España buscaba a la desesperada el empate ante Italia y fue el único recurso ofensivo que le quedaba a Del Bosque tras ver como el primer cambio buscando el gol, Aritz Aduriz se desesperaba.

Pero el gran estadio de Francia trae mejores recuerdos a la memoria de Pedro. Hace justo cuatro años marcó el tanto de un triunfo clave camino del Mundial de Brasil. Como ahora, la selección española llegaba de jugar en El Molinón, pero un empate sorprendente ante Finlandia le dejaba entonces en situación de peligro.

Lopetegui hará varios retoques en su equipo titular. Se perfilan como novedades Nacho Fernández en defensa, Koke Resurrección e Isco Alarcón en el centro del campo, y Pedro más Álvaro Morata en ataque.

La duda es Diego Costa, que iba a ser suplente y, en principio, por precaución, no tendrá minutos tras sufrir un fuerte golpe en el último entrenamiento antes de viajar a París.

La victoria ilusionante en Bélgica, el empate sobre la bocina con el mejor estreno posible de Iago Aspas, tiene continuidad en una nueva gran cita pese a ser amistoso.

El camino hacia Rusia de los de Didier Deschamps es más placentero y quizá por eso el entrenador vascofrancés está aprovechando el momento para dar un toque de renovación a la selección con la que llegó a la final de la pasada Eurocopa.

A Francia le ha aparecido una brillante generación de veinteañeros personificados en el atacante del Mónaco Kylian Mbappé, de 18, que llaman con insistencia a la puerta de la selección.

Deschamps, adepto del fuego lento, controla los tempos con tranquilidad y sigue formando el esqueleto de su selección en la que se proclamo subcampeona de Europa, con la guinda del delantero del Atlético de Madrid Antoine Griezmann, a quien gusta asociar con su compañero de equipo Kevin Gameiro.

Es en el ataque donde más empuja la renovación, lo que está dejando en el terreno del olvido a figuras que desaparecieron del primer plano, como es el caso del madridista Karim Benzema, quien ha visto pasar a toda velocidad un tren que se le escapa.

Su imputación por complicidad en el chantaje con un vídeo de contenido sexual a Mathieu Valbuena le ha dejado en el andén de un expreso que, sin él a bordo, a tomado velocidad de crucero y se antoja difícil que Francia vuelva la vista atrás cuando tanta ilusión genera lo que tiene por delante.

Los problemas del seleccionador galo están más en la zaga, donde no consigue continuidad. El sevillista Adil Rami, recuperado para la causa de los "bleus" ante la plaga de bajas defensivas previa a la pasada Eurocopa, aprovechó bien la ocasión para afianzarse en el eje de la defensa junto con Laurent Koscielny, del Arsenal.

Pero su baja por lesión puede acelerar también una renovación en esa línea. Deschamps convocó al jugador del Athletic de Bilbao Aymeric Laporte, de 23 años, que junto con el barcelonista Samuel Umtiti, de la misma edad, también piden paso.

Para el rojiblanco puede ser su primera experiencia internacional, precisamente contra una selección que hace unos meses le abrió sus puertas, pero que el jugador nacido en Agen nunca a querido cruzar.

- Alineaciones probables:

Francia: Lloris; Lurzawa, Koscielny, Umtiti, Jallet; Dembele, Kanté, Rabiot; Gameiro, Griezmann, Payet

España: De Gea; Carvajal, Nacho, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Koke, Isco; Vitolo, Pedro y Morata.

Árbitro: Bjorn Kuipers (HOL), estará asistido por video.

Estadio de Francia de Saint Denis.

EFE

LEE TAMBIÉN...