Estados Unidos goleó 6-0 a Cuba y avanzó a semis de la Copa Oro

Sin ningún respeto por la recomposición diplomática entre los dos países, Estados Unidos apabulló este sábado a Cuba por 6-0, y se clasificó a las semifinales de la Copa Oro de la Concacaf de 2015.

Clint Dempsey aportó una tripleta a los 3, 64 (de penal) y 78 minutos, al tiempo que Gyasi Zardes, Aron Johansson y Omar González completaron la faena, apenas dos días antes que los viejos adversarios de medio siglo retomen sus relaciones diplomáticas.

Muchos espectadores aún buscaban sus asientos cuando Estados Unidos se puso en ventaja en el marcador: Timmy Chandler logró un lanzamiento elevado desde el costado derecho, y el artillero Clint Dempsey se adelantó a la defensa cubana para subir sin marcadores y meter el cabezazo para el 1-0.

Cuba arrancó activando siempre a Jorge Clavelo como distribuidor del juego desde el sector central para buscar una sorpresa con la velocidad de Maikel Reyes en la ofensiva, pero el centrodelantero cubano se encontraba invariablemente sin compañía y era así fácilmente controlado.

Del otro lado del terreno, Estados Unidos variaba la organización del juego con Bradley y Kyle Beckerman, mientras en la zona ofensiva Dempsey y Aron Johansson arrastraban marcadores para abrir espacios.

El conjunto cubano, sin embargo, exhibió en todo el cotejo un ataque con la pólvora mojada y una defensa que parecía desorientada ante cada pelotazo al área, abriéndose de esa forma a una goleada histórica.

Se trata de la mayor goleada ya conseguida por Estados Unidos ante Cuba en la Copa Oro de la Concacaf, ya que anteriormente había logrado un 5-0 al eliminar al conjunto antillano en los cuartos de final de la edición del torneo en 2003.

Los dos países restablecerán formalmente el lunes sus relaciones diplomáticas, rotas hace medio siglo, y pasarán a reabrir legalmente sus embajadas en Washington y La Habana.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, estará en Washington para izar la bandera de su país en la nueva embajada, y y posteriormente mantendrá un encuentro con el secretario de Estado, John Kerry.

A pesar del clima de reaproximación entre los dos tradicionales enemigos, las tribunas del estadio este sábado dejaron escuchar abucheos a los cubanos, especialmente durante la ejecución de los himnos nacionales.

Johannsson

Zardes

Dempsey

PREVIA

La selección de tendrá este sábado (4:00 p.m.) una nueva prueba a su poderío en la Copa Oro al abrir en Baltimore los cuartos de final frente a Cuba, que busca replantear su plantilla tras sumar cuatro deserciones.

Estados Unidos llegó invicto como líder del Grupo A, con dos triunfos y un empate. Aunque no ha mostrado lo mejor de su fútbol, sus resultados no dejan dudas. Por eso el triunfo ante Cuba no se da por hecho. 

El entrenador alemán Jürgen Klinsmann ha tratado de mantener a sus jugadores con las botas sobre el césped mientras prueba nuevas sensaciones sin jugadores que estuvieron en la fase de grupos: el delantero Jozy Altidore, que será reemplazado por Allan Gordon; además del veterano defensa del Dynamo de Houston DeMarcus Beasley.

"Necesitamos a los mejores jugadores para la recta final del torneo donde todo se decide a un partido y por lo tanto debemos competir desde el primer minuto", declaró hoy Klinsmann.

Estados Unidos ya ganó a Cuba ocho veces, empató una y perdió la otra en la historia común de enfrentamientos. Su derrota ante los cubanos fue en 1947, en la Habana, cuando ambos países todavía mantenían relaciones diplomáticas, algo que volverá a suceder dos días después del partido de mañana, tras 54 años de ruptura y enfrentamiento ideológico.

Estados Unidos y Cuba ya se enfrentaron en cuartos de final, en la edición del 2003. El equipo de las Barras y las Estrellas goleó por 5-0, con cuatro de Donovan.

"Todo eso es historia, ahora tenemos un partido nuevo ante un equipo que ha demostrado que lucha cada balón en el campo y no da nada por perdido", destacó Klinsmann. "Lo que tenemos que hacer es salir mentalizados que será un partido muy difícil y complicado".

Dentro del equipo cubano se mantiene un hermetismo completo en torno a la ausencia de los jugadores Keiler García, Arael Argüllez, Dario Suárez, y Ariel Martínez, el último que dejó la concentración sin que se sepa su paradero.

"Estoy aquí para hablar de fútbol y hacer que nuestro equipo tenga el mejor rendimiento en el campo ante un rival como Estados Unidos, que es el claro favorito a conseguir la victoria y luchar por el título de campeón, que tiene en su poder", declaró el seleccionador Raúl González.

El escenario, una vez más también favorecerá a Estados Unidos, donde ya jugó otro partido de cuartos de final de la Copa Oro, en el 2013, y venció por goleada de 5-1 a El Salvador ante 70.540 espectadores, camino de su quinto título de campeón, que ahora defiende.

Alineaciones probables:

ESTADOS UNIDOS: Brad Guzan; Timothy Chandler, Ventura Alvarado, John Brooks, Fabian Johnson; Alejandro Bedoya, Michael Bradley, Kyle Beckerman, Joe Corona; Clint Dempsey y Gyasi Zardes.

Seleccionador: Jürgen Klinsmann.

CUBA: Diosvely Guerra; Andy Vaquero, Adrián Diz Pe, Jorge Corrales, Yenier Márquez, Yaisnier Nápoles; Daniel Luis Saez, Hanier Dranguet, Jorge Clavelo; Alberto Gómez y Maikel Reyes.

FUENTE: EFE

LEE TAMBIÉN...