Fernando Cavenaghi: el hombre que aprendió a sufrir con River
Fernando Cavenaghi: el hombre que aprendió a sufrir con River

Cuando descendió en 2011, él fue el primero en levantar el teléfono para arreglar su regreso al equipo millonario. jugaba en Inter de Porto Alegre. "Quiero volver a River, no importa cómo", le dijo a su representante el mismo día que el cuadro millonario bajó a la Primera B.

El '9' regresó a Núñez y ayudó al equipo a ascender a la máxima categoría del fútbol argentino. Fue un gesto de ídolo el del Cavenaghi, goleador de River Plate ese año con 19 tantos. Tras celebraciones, llantos y más, sucedió lo impensado. Matías Almeyda, técnico millonario, renovó contrato y anunció que 'Cavegol' no seguiría.

¿Qué pasó? Diferencias con el entonces presidente del club, Daniel Passarella, dejaron fuera al goleador que había dejado todo para regresar y ayudar al equipo de sus amores, al cuadro donde inició su carrera con tan solo 12 años. Pasó al Villarreal y luego al Pachuca de México. Pero Fernando quería regresar y cumplir la promesa que hizo cuando dejó el club en el 2004: "Voy a volver para ganar la Copa Libertadores".

En enero de 2014 se confirmó su retorno a River y lo hizo de manera brillante. Fue el máximo goleador en el título del Torneo Final 2014 con Ramón Díaz. Lo que pocos saben es que durante ese tiempo Cavenaghi se infiltró unas 15 veces. De tanto hacerlo tuvo que operarse en agosto de una bursitis en el pie derecho. Esto lo dejó fuera del ciclo Marcelo Gallardo.

"Tenía un hueso roto (el sesamoideo del pie derecho), un cartílago desprendido, tejidos muertos y mucha inflamación. Se me pasó por la cabeza que no iba a jugar más. En realidad, si no me operaba, no jugaba más", le decía Cavenaghi al diario Olé, mientras ya realizaba la recuperación.

Cuando ya estaba listo para jugar, Teófilo Guitiérrez y Rodrigo Mora se adueñaron de la delantera de River Plate. No había lugar para el '9' argentino. Fueron meses duros para Cavenaghi, que solo jugaba los partidos en los que Gallardo alineaba suplentes. Este 2015 estuvo cerca de dejar el equipo antes de las semifinales a Cruzeiro.

River pasó a la final, por consiguiente Cavegol cambió de opinión. "Quiero quedarme a ganar la Libertadores", le dijo a los directivos, pese a tener una interesante oferta de la Major League Soccer. Se fue Teófilo Gutiérrez y Alario se ganó la titularidad. Seguía siendo suplente, pero la gran oportunidad le llegó en la final.

"Vas a ser titular", le dijo Gallardo. Con Mora suspendido, Cavenaghi tenía todo para lograr su gran sueño: ganar la Copa Libertadores. A los 31 años, alcanzó la gloria y anunció su retiro de River Plate. Un verdadero ídolo en la historia del equipo millonario. 

FUENTE: "La Nación" de Argentina

LEE TAMBIÉN...