FOTOS: la felicidad del Real Madrid de Cristiano Ronaldo y la tristeza del Galatasaray de Didier Drogba.