Francia 1-0 Bosnia y Herzegovina: gol de Antoine Griezmann. (Video: DirecTV)
Francia 1-0 Bosnia y Herzegovina: gol de Antoine Griezmann. (Video: DirecTV)
Redacción EC

La selección francesa tardó para adelantarse a Bosnia y Herzegovina en la tercera jornada del Eliminatorias UEFA para Qatar 2022, pero finalmente encontró el camino al gol en el complemento del duelo disputado en Sarajevo, gracias a un cabezazo de Antoine Griezmann.

Adrien Rabiot sacó un centro al centro del área de los ‘Dragones’ y el atacante del Barcelona conectó de cabeza para mandar el balón a las redes, decretando el 1-0 a favor de los galos en el marcador del encuentro.

La conquista de Griezmann permitió a los ‘Bleus’ desatascar un partido que se les había atragantado hasta la hora de juego y selló la suerte de la confrontación. Francia sumó así su octava victoria consecutiva a domicilio, la serie más larga de su historia.

Fue el premio al dominio francés contra la selección de su compañero Miralem Pjanic, que cumplió su centésimo compromiso con su país pero que no pudo evitar que encadenara su undécimo partido sin victoria desde noviembre de 2019.

El triunfo galo no fue brillante, como tampoco lo fue el anterior ante Kazajistán, ni el empate frente a Ucrania que abrió la serie, pero fue un ejercicio de oficio, suerte en la que Griezmann se desenvuelve con maestría.

Frente a un Kylian Mbappé menos inspirado, a un centro del campo lento y poco creativo, el barcelonista interpretó el duelo, ayudado por un Thomas Lemar astuto, de cuyas piernas partió la jugada del gol, que aclaró el juego para que el juventino Adrien Rabiot duera la asistencia a la cabeza de Griezmann.

Hasta ese momento, Francia no había merecido mucho. Los de Pjanic incluso se dieron el lujo de asustar a la campeona del mundo, que no vio perforada su meta gracias a un inspirado Hugo Lloris.

Griezmann consiguió su tanto 35, que lo convierte en el cuarto máximo anotador histórico de Francia, con una diana más que David Trezeguet y solo superado ya por Michel Platini (41), Olivier Giroud (44) y Henry (51).

A sus 30 años, con 89 selecciones a sus espaldas, Griezmann es el más decisivo desde que Deschamps está en el banquillo, porque además ha dado 21 asistencias. En Sarajevo encadenó su 46 partido consecutivo con la “bleu”, un récord histórico en el país.


No te pierdas