Redacción EC

No es raro ver a protagonizar una atajada excepcional. Ha sido una constante en sus 19 años de carrera profesional, y hoy volvió a sorprender con una estirada ‘imposible’ que ahogó el segundo grito de gol de Luca Toni.

ganaba 2-1 al , y a los 78’ llovió un centro al área de la ‘Vecchia Signora’, un cabezazo dejó servida la pelota y Toni definió con un remate hacia el parante derecho. Pero hizo gala de su elasticidad y evitó que la pelota ingrese a su arco. Luca Toni se tomó la cabeza con ambas manos, no lo podía creer. Nosotros tampoco.

Finalmente, tras otro centro al área de Juventus, Hellas Verona consiguió un , una hazaña