El gol de Diego Llorente para el 1-1 del Leeds vs. Liverpool. (Fuente: Sport TV)
El gol de Diego Llorente para el 1-1 del Leeds vs. Liverpool. (Fuente: Sport TV)
Redacción EC

Leeds y Liverpool empataron 1-1 en el Elland Road por la jornada 32 de la Premier League. El equipo de Marcelo Bielsa rescató un punto al último minuto gracias al tanto de Diego Llorente que desató la locura en el recinto blanco.

En el primer tiempo los “reds” se mostraron claramente superiores a un Leeds que llegaba a la cita tras vencer la pasada semana, nada más y nada menos que al intratable líder de la competición, el Manchester City, por 1-2.

Comandado por un sensacional Thiago Alcántara, que regresó a la titularidad, el Liverpool explotó los espacios dejados por la defensa adelantada del conjunto local, gracias a la velocidad de jugadores como el lateral Trent Alexander-Arnold.

De hecho, en la enésima incursión de Arnold por la banda derecha llegó los 31 minutos el primer tanto de los visitantes, obra del senegalés Sadio Mané.

Una acción en la que el portugués Diogo Jota evidenció que además de gol posee una sensacional visión de juego con un magnífico pase a la carrera de Arnold que sirvió el balón para que Mané estableciese el 0-1.

Poco a poco el conjunto del argentino Marcelo Bielsa fue adueñándose del partido acercándose con cada vez más peligro al área de un Liverpool, que dejó su suerte en manos de encontrar alguna contra con la que sentenciar la contienda.

Si la madera evitó el empate del Leeds, dos minutos mas tarde fue el portero brasileño Alisson, que ya antes había evitado el gol de Jack Harrison, el que impidió el 1-1 con una soberbia parada a un durísimo remate de Tyler Roberts.

De lo que pudo ser el empate se pasó en unos instantes al posible 0-2 en una veloz galopada de Mohamed Salah que el delantero egipcio, hoy suplente, no supo culminar.

Quien no falló fue el central español Diego Llorente que a falta de tres minutos para la conclusión firmó el definitivo tanto de la igualada (1-1) al rematar de cabeza a las redes un saque de esquina.

Un resultado que dejó al Liverpool, sexto clasificado, a dos puntos de los puestos de acceso de la Champions League, un objetivo que los de Jurgen Klopp demostraron este lunes que se quieren ganar sobre el campo y no por los privilegios que le asegurarían su participación en la futura Super Liga.