La victoria de Francia sobre Alemania por 2-1: ha quedado en segundo plano debido al beso que protagonizaron los jugadores galos Olivier Giroud y Mathieu Debuchy.

Giroud, autor del primer gol del partido, no tuvo mejor idea que agradecer de esta manera la asistencia de su compañero de equipo para adelantar en el marcador a los dirigidos por Laurent Blanc.

La escena fue captada por las cámaras de televisión y ahora está circulando por todo el mundo generando polémica.

En 2010, Paul Scholes le dio un beso a Gary Neville, en un festejo de un gol agónico del Manchester United, en un derbi ante al City.