Higuaín responde si se ilusiona con volver a la selección argentina. (Video: Inter Miami)
Redacción EC

Gonzalo Higuaín vivió un nuevo episodio incómodo como jugador de Inter Miami este jueves, mientras brindaba su primera conferencia de prensa tras arribar a la MLS.

El atacante argentino se mostró ilusionado y defendió la competitividad del certamen estadounidense. Además se refirió sobre el altercado que protagonizó en su debut ante Philadelphia Union, encarando a rivales que le festejaron en la cara un penal errado.

“Es una provocación, pero ya pasó”, dijo el ‘Pipita’ para pasar la página y olvidar la amargura. Sin embargo, terminó con molestia por la última pregunta que recibió en su comparecencia.

“No voy a más a la selección hace un año”, enfatizó al ser consultado si anhela volver a la selección argentina, sin ocultar algo de enojo.

“Con todo respeto, como periodista tendrías que estar informado que hace un año dije que no iba a más a la selección. No es que si tengo la ilusión o no... siento que no puedo dar más a la selección argentina”, agregó antes de irse de la sala bebiendo agua.

Una historia nueva

Minutos antes, Higuaín dejó claro que no está de paseo en el fútbol de Estados Unidos. "A esta liga la veo como algo importante en mi carrera, como seguir demostrando que puedo seguir jugando a un gran nivel”, afirmó el ariete en su primera rueda de prensa desde que firmó hace dos semanas por el Inter Miami, club copropiedad del inglés David Beckham.

“Ganar cosas es importante en todos lados y yo a la MLS le doy un valor importante porque cuando uno sale campeón en muchos lados, es lindo poder hacerlo acá también”, subrayó en la antesala del duelo de Inter contra New York City FC por la temporada regular de la MLS.

El ‘Pipita’ además demandó “más respeto” después de su estreno, que le dejó buenas sensaciones al margen del incidente que protagonizó y el 3-0 en contra.

“Me sentí bien. Estuve en contacto con la pelota, pude haber metido un gol pero tuve la mala suerte del penal”, señaló. “Obviamente el resultado no fue el que quería pero por sensaciones me sentí bien. No jugaba 90 minutos desde agosto”.

“Si hablan de no generar provocaciones o de buscar un ‘fair play’ (juego limpio) creo que eso también debería ser quizás sancionable porque me saltaron cinco personas, no festejando desde su lugar sino pegados de mí”, indicó. “Creo que es una manera de generar una provocación, pero ya pasó. Ya me olvidé del tema y son cosas a mejorar”, añadió.

“Lo sentí como una falta de respeto hacia mí y reaccioné. No me siento orgulloso de la reacción pero soy una persona emocional y con temperamento y no lo pude aceptar”, afirmó.


No te pierdas