Redacción EC

El Barcelona no habrá ganado su partido en su visita al Elche, pero igual tuvo jugadas en las que pudo deleitar a los aficionados. No solo fue con la volea de Andrés Iniesta, sino también con ‘huachón’ de Daniel Alves en el primer tiempo.

El lateral brasileño recibió un pase de espaldas e inmediatamente picó el balón para burlar la marca del lateral izquierdo Cisma, a lo que el español golpeó duramente a Alves. La jugada llevó a que el árbitro del partido lo amonestara.

Más allá de la peculiar jugada, fue un empate del que les da posibilidades a los azulgranas de ganar La Liga española. La diferencia entre ellos y el es solo de tres puntos y el último será (Atlético-Barza) el próximo fin de semana en el Camp Nou.   

No te pierdas