El carismático delantero sueco Zlatan Ibrahimovic cree que sólo el mítico boxeador Muhammad Alí lo supera en la escala del deporte mundial, aunque *rehúye compararse con el argentino Lionel Messi.

Yo también soy el más grande, dijo Ibra parafraseando una afirmación de la leyenda del boxeo en una entrevista en la edición de mañana de la revista alemana de fútbol 11 Freunde.

¿Se puede decir así? ¿O el segundo más grande, reflexiona. Bueno, mejor así: Soy el más grande después de Alí, sentencia sin modestia el jugador del Paris St. Germain.

Preguntado sobre si está por delante de Messi, elegido por tercera vez mejor futbolista del año, el ex compañero del Barcelona se escabulle. Eso mejor que lo digan los hinchas. Lo importante es que siempre crea en mí mismo.