Redacción EC

La cólera de por no recibir un pase de su compañero de lo llevó a algo insólito. El delantero uruguayo simplemente se desentendió de la jugada como forma de reclamo por no recibir el balón.

El hecho se dio en el partido entre Lanus y Quilmes. Corría el minuto siete de juego. Jorge Pereyra realizó una buena jugada y entró al área rival, mientras esperaba el pase. El jugador prefirió hacer una jugada individual lo que generó la molestía del delantero, que simplemente levantó los brazos y no participó en la jugada que seguía.

Felizmente para , Lanus ganó 1-0 y trepó al quinto lugar del Torneo Final de Argentina.