Unos 8 mil aficionados, entre seguidores del Atlético de Madrid y compatriotas colombianos, recibieron este domingo al delantero en su presentación sobre el césped del estadio Vicente Calderón, en el que lució su nueva camiseta con el número '11' ante la alegría de la hinchada desde la grada lateral. Aunque no todo ocurrió con la tranquilidad que se esperaba.

Después de ofrecer sus impresiones a los medios de comunicación en la sala Vip, acompañado de su mujer y sus hijos y de Enrique Cerezo y José Luis Pérez Caminero, presidente y director deportivo del club, respectivamente, Jackson Martínez se vistió de rojiblanco y saltó al terreno de juego ante los gritos de apoyo de la afición. La nota tensa la pusieron algunos hinchas que saltaron al gramado para tratar de abrazar al colombiano, y hasta llegaron a jalonear al futbolista. 

Jackson Martínez dio toques con la pelota, luego compartió el momento con su hijo, también vestido con la equipación del Atlético y el número 11, y agradeció el cariño demostrado desde la grada del Vicente Calderón, donde una hora antes ya esperaban los aficionados con largas colas para entrar al estadio y dar la bienvenida al ariete colombiano.

LEE TAMBIÉN...