"Jean Deza-parecido", por Carlos Univazo
"Jean Deza-parecido", por Carlos Univazo
Redacción EC

CARLOS UNIVAZO 

Cuando termine esta nota, aún no sabré si encontraron a Jean Deza (anda más refundido que las fotos de Noriega y Burga juntos en la Videna), si ya pudieron embarcarlo a Francia ‘embalado’ o de alguna forma, o si se quedará en Lima a órdenes de Bengoechea, trabajando a conciencia para el próximo amistoso que se juega con Chile, ahorita nomás, en marzo. Porque lo que es en Montpellier no lo quieren ni para jugar ludo.

Hago memoria, repaso la actualidad de algunas de las figuras de la Sub 20 de Ahmed y, deportivamente, no va a mejorar la cosa, pero en otros rubros, el recambio generacional está recontra asegurado. En lo que a Jean Deza respecta, no lo van a echar porque es un activo de su club y para qué regalarlo si le pueden sacar precio. Entonces, pasa a ser simplemente ‘transferible’. ¿Mercado italiano? ¿Inglés? No, pero ¿y el mercado peruano para qué está? Acá fácil se lo pelean porque con la pelotita sabe, encima corre, y lo demás es lo de menos. Llame ahora, llame ya.

La vez pasada, cuando Alexi Gómez convirtió la sede de concentración en un hostal parejero, me quedó dando vueltas la postura de la Safap respecto a estos amiguitos que asumen el fútbol con la misma responsabilidad con que Maradona toma sus terapias de rehabilitación en Cuba. Según la entidad, de nada sirve aplicar medidas radicales contra estos ‘causitas’ si “todos somos culpables” porque la sociedad no hizo nada por darles una formación integral. O sea, cuando los dirigentes incumplen sus obligaciones, ‘malditos’, ‘perros’, ‘sinvergüenzas’, que desciendan, pero cuando el jugador es el infractor, entonces ‘pobrecito’, si es un angelito del Señor, y seguro el que inspiró a Chespirito para crear al Chavo. Entiendo que los Agremiados tengan una parcialización tan obvia como necesaria con sus afiliados pero al menos que finjan un poquito, ¿no? Si Gascoigne jugaba aquí, fijo lo canonizábamos.

Volviendo a Deza y su ‘invisibilidad’, sabemos que acá, haga lo que haga, en la selección pronto ‘no faltará’. Bueno, faltará algunas veces, pero apenas lo encuentren esas veces, lo volveremos a poner.

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS