Redacción EC

La semifinal del torneo del metropolitano de  de Teresina en Brasil dejó una anécdota inolvidable para los fanáticos de este deporte, que viralizaron el video en las redes sociales.

En un choque jugador a muerte entre los equipos Crensa y Cajuaní, que terminaría con un marcador de 7-2 para los primeros, un defensa del Cajuaní y su rival se salvaron de ser aplastados por los parantes metálicos del arco.

En un rápido contraataque del Crensa, dos jugadores contrarios se lanzaron en la disputa por el balón provocando que el arco se desestabilizara y cayera intempestivamente.

No te pierdas

No te pierdas