Un tiro libre en ataque del convirtió a los jugadores del Karabukspor en una cadena de brazos buscando impedir el ingreso a su área de los delanteros  y Burak Yilmaz. Al final de la jugada, el Karabuksor evitó que su arco fuera vencido, mientras que los futbolistas del Galatasaray reclamaban por la supuesta falta. 

Este duelo fue correspondiente a la fecha 25 de la , y quedó empatado a cero entre ambos equipos. El reglamento de la FIFA no impide este tipo de jugadas que a partir de ahora podrían ser imitadas en diferentes partes del mundo.