Redacción EC

(Reuters). El entrenador del AC Milan, Clarence Seedorf, pidió a sus jugadores que continuaran jugando el partido de la después de que lanzaran un plátano al campo durante su derrota por 2-1 ante el Atalanta el domingo.

"Solo puedo felicitar a mis jugadores que continuaron jugando y siguieron adelante con su trabajo. Con suerte, encontrarán al culpable y harán lo que tengan que hacer", dijo el holandés a periodistas.

El plátano aterrizó cerca del defensa guineano del Milan Kevin Constant, quien lo recogió, lo mostró al árbitro y se lo entregó a su compañero de equipo Nigel de Jong, que lo lanzó fuera del campo.

Los jugadores del Milan aplaudieron sarcásticamente a la grada de los seguidores del Atalanta desde donde se lanzó el plátano. "El incidente no merece comentarios, arruinó una gran tarde", dijo el entrenador del Atalanta, Stefano Colantuono.

El tribunal disciplinario de Italia, que se reúne el día después de cada ronda de partidos, anunciará cualquier sanción el lunes.

La temporada pasada, el AC Milan abandonó el terreno de juego durante un amistoso contra un equipo de una división inferior como protesta por los cánticos racistas de los aficionados locales.