Lionel Messi y su padre fueron condenados a 21 meses de cárcel por haber defraudado 4,1 millones de euros a Hacienda, mediante un entramado de sociedades interpuestas y paraísos fiscales.

Esta maniobra le permitió a Messi omitir sus ingresos por derechos de imagen entre los años 2007 y 2009, que fueron unos 10,1 millones de euros. Así evitó el pago de impuestos en España.

Messi se encuentra pasando por momentos difíciles en su carrera como futbolista. Hace unas semanas fue duramente criticado junto a la selección Argentina por su performance en la final de la Copa América Centenario.

Sin embargo, "La Pulga" no es el único futbolista vinculado al tema de evasión de impuestos. Muchos jugadores que han desarrollado su carrera en España, y por coincidencia en el FC Barcelona, han estado en el ojo de la tormenta por no sustentar todos sus ingresos.

Ahí tenemos los casos de Neymar, Javier Mascherano, Samuel Eto´o y Luis Figo, quienes evadieron impuestos durante su estadía en el cuadro blaugrana.

A esta lista se suman el brasileño Romario quien fue condenado a tres años de prisión por evasión fiscal en el año 2009.

Por otro lado, Iker Casillas y Diego Armando Maradona también estuvieron acusados, pero más tarde fueron absueltos.