Lionel Messi recordó la rivalidad con Cristiano Ronaldo. (Foto: AFP)
Lionel Messi recordó la rivalidad con Cristiano Ronaldo. (Foto: AFP)
Redacción EC

Lionel Messi levantó el séptimo Balón de Oro en su carrera durante la gala organizada por la revista France Football. Precisamente, el medio francés estuvo a solas con el crack argentino para dialogar sobre diversos temas. ¿Uno de los más destacados? La importancia e influencia que tuvo en su carrera competir por años con Cristiano Ronaldo.

Con Cristiano Ronaldo hemos mantenido una competencia durante años dentro del mismo campeonato. Ha sido maravilloso y nos ha servido a los dos para seguir creciendo en nuestras respectivas carreras, pero sin estar necesariamente pendiente. Solo quería superarme para ser el mejor en general, no ser mejor que otro, dijo el jugador del PSG.

Nunca me ha gustado perder. He aprendido... no voy a decir que me haya acostumbrado, pero he aprendido a aceptar la derrota. No se puede ganar todo el tiempo. He perdido en muchas ocasiones, pero siempre me hace daño no alcanzar mis objetivos”, comentó en la entrevista con la revista France Football.

El argentino confiesa que antes del nacimiento de sus hijos podía pasar mucho tiempo encerrado y solo tras una derrota, pero con la llegada de los pequeños ha aprendido a relativizar, “a olvidar lo que pasa en el terreno”.

De pequeño odiaba perder y he crecido con esa mentalidad. Querer ganar siempre, todo el tiempo. No solo en el fútbol, en todos los juegos”, explicó.

Messi, que habla de sus orígenes humildes y el tratamiento hormonal que empezó a recibir de niño y que motivó su partida a Barcelona para poder pagarlo, se define como una persona ordenada en su vida profesional y privada.

“Siempre me ha gustado la rutina. Creo que me ha ayudado a lograr todo lo que he logrado”, adujo.

Sobre su juego en la selección argentina, confesó que nunca le ha molestado que critiquen su falta de liderazgo ya que no se compara con Diego Maradona, aunque explicó que en el pasado le molestaron “otras críticas” que no tenían “nada que ver con el fútbol”.

“Estoy feliz de todo lo que he vivido, aunque a veces debo admitir que me gustaría pasar desapercibido, disfrutar de mi familia sin que la gente me reconozca, defendió el jugador que asegura que “nunca” ha buscado ser el mejor.

Me conformo con ser considerado y citado como uno de los mejores jugadores del mundo. Jamás hubiera osado imaginar o soñar con algo así. Pero no le doy tanta importancia a todo eso. No cambia nada para mí ser el mejor o no”, añadió.