Marcus Rashford es el jugador más caro del mundo, según el informe publicado por el CIES. Su pase está cotizado en 165 millones de euros, (Foto: REUTERS).
Marcus Rashford es el jugador más caro del mundo, según el informe publicado por el CIES. Su pase está cotizado en 165 millones de euros, (Foto: REUTERS).
Jorge Barraza

Periodista

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Si algo debemos agradecerle al coronavirus es que, al menos momentáneamente, ha derrumbado los desorbitados precios de los futbolistas. Desatinos monumentales como los del FC Barcelona (pagar 160 millones más comisiones y un altísimo contrato por un elemento apenas discreto como Coutinho) no se pueden cometer en tiempos de recursos bajos, sin taquillas y sin muchos rubros que generan ingresos; el fútbol está siendo sostenido casi exclusivamente por los derechos de TV.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Kattia Bohorquez: “Estamos enfocados en la Liga 2, pero también nos preparamos para seguir en la Liga 1” | ENTREVISTA

La prueba son los casos de Luis Suárez, Arturo Vidal, Iván Rakitic, James Rodríguez o Gareth Bale, que salieron de sus clubes a coste cero. Hace justo un año, Kylian Mbappé era el jugador más valioso del mundo y su posible fichaje estaba valorado en 265,2 millones de euros. Hoy es el quinto y su valor estimado es de 149,4 M€. O sea, contar con sus goles es un 78% más económico en apenas 365 días. Además de la pandemia, cabe agregar que el parisino se despintó un poco en su juego, de momento se le ve estancado. En Rusia 2018 muchos medios del mundo afirmaron que era el nuevo Pelé.

La lista de los cien más caros la elabora semestralmente el Observatorio de Fútbol del CIES, Centro Internacional de Estudios Deportivos con sede en Suiza, creado por la FIFA y la Universidad de Neuchâtel. Se centra exclusivamente en las cinco grandes ligas. Como en toda ponderación, puede haber debate sobre uno o más nombres, si la cotización es baja o alta, sin embargo, está hecha con máxima seriedad. Contempla tres parámetros básicos: rendimiento en el campo de juego, edad y puesto; goleadores y creadores de juego son los más buscados, como siempre, y por ende los más caros. También influyen la vigencia de su contrato con el club, el precio de sus fichajes anteriores y el poder del club en que militan.

El CIES acaba de publicar su último escalafón de los 100 más valiosos y Marcus Rashford es el número uno con 165,6 M€, de modo que el primer lugar de la lista bajó 100 millones desde enero de 2020. Delantero de 23 años, es el estelar del Manchester United. El porte del club y la Premier League elevan su cotización. Es muy bueno, más desequilibrante que goleador, tiene la virtud de arreglarse solo en muchas jugadas de ataque, es muy sereno y con personalidad para enfrentar zagueros duros y rápidos.

Lautaro Martínez es el jugador sudamericano más cotizado según el estudio del CIES. (Foto: GEC).
Lautaro Martínez es el jugador sudamericano más cotizado según el estudio del CIES. (Foto: GEC).

“¿A cuánto el kilo de Haaland?”, pregunta un gallego de Galicia. Pues, bastante. Erling Haaland, que no figuraba hace un año, se ubica segundo (152 M€), en un ascenso fabuloso. Ha habido docenas de cambios entre los cien. Ansu Fati, que tampoco estaba ranqueado, ahora ocupa el puesto 18° con una etiqueta que dice “108,4 millones”. Y su compañero Pedri, también flamante en la nómina, es el 29° con 96,4 M€.

Muchos famosos han desaparecido de la lista, por caso Neymar (cumple 29 en unos días), Cristiano Ronaldo, Hazard, Pogba, Suárez, Dembelé, Modric, Benzema. Es realmente notable cómo nombres que estaban hace tan poco en la cresta de la ola se caen de la estantería. En el caso de Cristiano Ronaldo no es por declinación, se lo ve espléndido, sino por edad; el 5 de febrero cumplirá 36 años. Quien aún resiste, transitando su decimoséptima temporada, es Messi (va para 34), pero ya casi en el precipicio: está 97° con 54 M€. Muy posiblemente desaparecerá en 2022, aunque su presente es magnífico de nuevo, a pesar de un flojo arranque de temporada. Otro hecho resaltable es que el Real Madrid recién aparece en el lugar número 50 a través del joven uruguayo Federico Valverde.

Lo que está claro es que, aún rebajados, hay valores que nadie pagaría por la mayor parte de estos jugadores. Un buen ejemplo es Griezmann, que se mantiene en el puesto 35 con 83,4 millones de euros. Nadie invertiría tal suma por el francés; quizá nadie arriesgaría 20. Se apagará en el Barza o bien le darán el pase en blanco pese a que insumió una fortuna y que tiene contrato hasta 2024. Coutinho y Hazard son casos parecidos.

Lo inquietante es la falta de grandes talentos sudamericanos en la nómina. Entre los primeros veinte hay 7 ingleses, 3 portugueses, 2 alemanes, un francés, un noruego, un holandés, un español, un canadiense (Alphonso Davies) y tres africanos (Mané, Salah y Hakimi); ninguno de esta parte del mundo. Hay 17 sudamericanos entre los cien, pero en puestos lejanos a la punta y a través de jugadores comunes. De ellos, Brasil aporta 12 (Firmino, Gabriel Jesús, Richarlison, Ederson, Marquinhos, Alisson, Rodrygo, Vinicius, Coutinho, Casemiro, Renán Lodi y Jorginho), Argentina 3 (Lautaro Martínez, Ocampos y Messi) y Uruguay 2 (Valverde y Bentancur).

Lejos de los tiempos en que las máximas estrellas eran los de esta región. Lautaro Martínez, un atacante que alterna buenas y malas, es el mejor posicionado: 21°. Puede que sigan rindiendo, pero ya pasó el momento cumbre de Arturo Vidal, Alexis Sánchez, Cavani, Godín, Dani Alves, Marcelo, Falcao, James Rodríguez, Paolo Guerrero, Agüero, Di María, Dybala... Pasó y no tuvieron reposición.

Ninguno de los traspasos de cierta relevancia que se mencionan en Europa involucran a futbolistas sudamericanos. Cada vez hay menos transferencias de los nuestros hacia allá. Y si alguna se concreta, se hace por valores pequeños en comparación a los europeos. Un ejemplo podría ser Alan Velasco, mediapunta de Independiente llamado a ser un crack, cuya cláusula de rescisión es de 23 millones de dólares, pero a la hora de la verdad quién sabe si sacan la mitad, por la presión desesperada de la familia y del representante, y porque nuestros clubes siempre están endeudados y necesitan oxígeno financiero. Además, Independiente hace años está adherido a esa vieja regla sudamericana que es vender a los buenos para pagar a los malos.

Y si no se trata de un juvenil, es difícil que se interesen, como sucede con Bruno Henrique, de Flamengo, un punta espectacular, veloz, de desborde y gambeta indescifrable, pero ya con treinta primaveras. Ya no lo buscan. Desde luego, se seguirán haciendo pases menores desde aquí. Pero no surgen nuevas perlas, como se advierte en la Eliminatoria. El único que ha mostrado cromos nuevos es Ecuador, pero el bajo rendimiento de sus futbolistas en el exterior ha sido una constante histórica. Antonio Valencia fue la excepción a la regla en Inglaterra.

MÁS EN DT

VIDEO RELACIONADO

TAGS RELACIONADOS

No te pierdas