Redacción EC

Tras unas semanas cargadas de bastante polémica, el fútbol volvió a lo suyo: llenarle los ojos al mundo con una final de antología. Y acá tenemos que comenzar diciendo que al MSN lo sacaron del ruedo y dos años después, el Barcelona, con ese tridente mágico conformado por Messi, Suárez y Neymar, le rinde homenaje llevándose la Yampions.

Con el ataque inspirado e Iniesta y el croata de peinado ochentero (?) cumpliendo bien el rol secundario, el ex equipo del Cholo Sotil, se impuso por tres goles a uno a la Vieja Señora que no es la Tigresa del Oriente (?). En un partido increíble de principio a fin, los que no quieren ser españoles bregaron duro para hacer morder el polvo de la derrota a los tanos que si bien no contaban con figuras descollantes a la hora del desequilibrio, si lo hacían con el entrañable Pirlo, el Lobatón de ellos (!), que tras su conmovedor llanto terminada la final, le dice adiós al equipo bianconero. Sin embargo, vale destacar a la Juventus como un equipo que plantó cara su derrota y que incluso, insinuó por momentos poder llevarse el triunfo. Una especie de Colegio Furano haciéndole frente al Niupi, con lo que esperamos haber hecho una comparación muy gráfica a la par que importante.

Finalmente, podemos decir sin miedo a nada, que fuimos espectadores de una final muy bien jugada, con sensación de partido hasta el pitazo final y sin Niembro durante los comentarios (?), ni Blatter como presidente de la FIFA. Muchas gracias.

LEE TAMBIÉN...

Paolo "debería llegar bien al domingo", según médico Julio Segura — DT El Comercio (@DTElComercio)