Manchester City ganó el derbi: venció 2-1 al Manchester United

El  sometió al  en el derbi, acogido en Old Trafford (1-2), que contempló el nuevo cara a cara entre Pep Guardiola y Jose Mourinho, en la primera cita de ambos en la  , inclinado claramente del lado del preparador español.

Los citizens consolidaron su liderato en la competición inglesa, donde contabilizan por victorias sus partidos, cuatro, y rentabilizaron especialmente el rendimiento ofrecido en la primera parte, donde fueron claramente a un rival aún por hacer. Cargado de grandes jugadores pero sin una determinación clara para imponer su juego.

El United, que afrontó también el choque invicto antes del parón por los partidos internacionales después de ganar al Hull, Southampton y Bournemouth, encajó su primer revés del curso. Sobrevivió hasta el final por su fe y su empuje, estimulados por las estrecheces de un marcador que mereció ser más amplio y por las indecisiones de su portero, el chileno Claudio Bravo.

Guardiola y Mourinho se mostraron fieles a sus principios. El balón fue básicamente del conjunto visitante. Acaparado por el City al son impuesto por David Silva, el hombre que marcó el rumbo del partido.

En medio de un ritmo trepidante fue el Manchester City el que monopolizó la posesión mientras su rival se mantuvo a la expectativa. Desdibujado. Superado en el centro del campo. Marouanne Fellaini y Henrik Mkhitaryan sufrían en exceso y Paul Pogba aparecía a ratos. Fernandinho y Silva se multiplicaban mientras Kevin De Bruyne, Raheem Sterling y Nolito encontraban soluciones con éxito.

La resistencia de los reds duró un cuarto de hora. El City tomó ventaja en una acción elaborada. Un saque de puerta en corto de Bravo a Aleksandar Kolarov para ejecutar un envío largo que peinó el nigeriano Kelechi Iheanacho hacia De Bruyne. El belga se abrió paso entre los centrales rivales y encaró a David De Gea, al que batió con una gran definición.

No tuvo respuesta el United ni tampoco Mourinho, que ordenó a alguno de sus suplentes a calentar en la banda. Entre ellos al español Juan Mata, uno de los que perdieron su puesto en relación al partido anterior.

No solo hacía aguas en el centro del campo el United. La pasividad de su defensa quedó en evidencia en el segundo gol. El balón rondaba dentro del área red de un lado para otro de forma incomprensible. Así, un disparo al palo de De Bruyne que David De Gea solo fue capaz de seguir con la mirada fue aprovechado por Iheancho que, inexplicablemente solo, empujó el balón a la red.

Desarbolado, arrollado por su rival, el United se reencontró con el partido casi sin querer. Gracias a un error de su portero, el chileno Claudio Bravo, que apenas había tenido que intervenir. Ejecutó una mala salida el meta que fue incapaz de atacar un balón aéreo sin complicaciones y que terminó en las botas de Ibrahimovic, que solo tuvo que tener un poco de puntería para llevar la pelota dentro de la portería.

El gol estimuló al Manchester United, que afrontó de forma diferente la segunda parte y la entrada al césped de Ander Herrera y Marcus Rashford, que ocuparon los puestos de Henrik Mkhitaryan y Jesse Lingard.

Los reds notaron la aportación de ambos. Sobre todo en los primeros minutos de la reanudación. Sin embargo, el empuje del United decayó mientras el cuadro de Guardiola empezó a disfrutar de los agujeros que proporcionó el desbarajuste de su adversario, obcecado con el empate.

El tercer gol visitante estaba más cerca que la igualada. De Gea lo evitó con una parada a un remate de Nicolás Otamendi. Después fue el palo el que salvó a los reds. Fue en un contraataque dirigido por Leroy Sané, que había sustituido a Raheem Sterling, y que culminó De Bruyne con un remate al poste con De Gea batido.

Fuente: EFE

LEE MÁS SOBRE...

Sigue las incidencias:

Alineaciones confirmadas:

Manchester United: De Gea; Valencia, Bailly, Blind, Shaw; Fellaini, Pogba, Mkhitaryan, Rooney; Lindard, Ibrahimovic.

Manchester City: Bravo, Sagna, Otamendi, Stones, Kolarov, Fernandinho, De Bruyne, Silva (C), Sterling, Nolito, Iheanacho.

LA PREVIA

Nunca antes en los 135 años de historia de este encuentro, una rivalidad llamó tanto la atención. El United de Mourinho contra el City de Guardiola. O, como ha sido conocido durante los 171 partidos previos, el derbi de Manchester.

El interés se intensificó ante la pausa de dos semanas en la Liga Premier por la fecha FIFA. Los jugadores, a menudo los protagonistas, ahora son meros actores de reparto mientras dos de las mentes más brillantes del fútbol compiten por la supremacía en la ciudad del norte de Inglaterra.

Cuando se enfrentaron en España, poco más de 643 kilómetros separaban al Barcelona de Pep Guardiola y al Real Madrid de José Mourinho. Ahora, están en los lados opuestos de la ciudad.

"He jugado en derbis en Alemania, pero éste debe ser un gran partido y uno que en realidad estoy deseando, en especial porque Pep Guardiola enfrenta a José Mourinho", dijo el delantero Leroy Sane, quien se unió al City el mes pasado procedente del Schalke. "Debe ser un partido especial y podemos sentir la expectativa de nuestros seguidores por toda la ciudad. Va a ser emocionante".

De sus nueve encuentros en España, Guardiola ganó cinco y Mourinho sólo dos. Antes, cuando Mourinho dirigía al Inter de Milán, el genio portugués sólo tuvo una victoria sobre el Barcelona de Guardiola y perdió dos de los otros tres desafíos.

Ambos pasaron el periodo previo a la temporada intentando minimizar cualquier tensión y desechando las especulaciones, incitando a preguntas sobre si se estrecharían las manos antes de un amistoso en Beijing que tuvo que ser pospuesto debido al mal clima.

Tanto el United de Mourinho como el City de Guardiola ponen en juego sus arranques perfectos, pero es apenas la cuarta fecha de la Liga Premier, que se reanuda tras el cese por las eliminatorias para la Copa del Mundo.

Los planes de Guardiola para el derbi fueron destruidos por la suspensión del máximo goleador del club, Sergio Agüero, siendo el delantero de 19 años, Kelechi Iheanacho, el único reemplazo directo disponible.

El técnico español ahora cuenta con su arquero preferido, luego de la cesión de Joe Hart al Torino y traer a Claudio Bravo del Barcelona. El chileno de 33 años estuvo con su selección y tendrá poco tiempo para entrenar con su nuevo equipo, por lo que no es segura su incursión para el duelo del sábado.

Bravo ha sido objeto de burla amistosa por parte del delantero del United, Zlatan Ibrahimovic.

"Aquí hay alguna ropa de entrenamiento, la vas a necesitar", escribió el sueco junto a un video de Instagram que lo muestra poniendo el kit en un paquete dirigido a Bravo.

Pero el sitio propio de Ibrahimovic como titular luce menos seguro dado el impacto que ha tenido Marcus Rashford tanto con el United como con Inglaterra en semanas recientes. Antes del parón internacional, el delantero de 18 años otorgó tres puntos a los "Red Devils" saliendo de la banca para anotar el gol del triunfo en tiempo de descuento en Hull. Y luego con la selección Sub 21 de Inglaterra marcó un triplete en su debut esta semana.

"Eso es todo lo que quieres hacer como un jugador joven, darle a tu entrenador una decisión sobre si ponerte a jugar", declaró Rashford. "Sólo estoy esperando hacerlo".

El duelo de Manchester tendrá como primer lugar de batalla Old Trafford. El United vs. el City. Mourinho frente a Guardiola. Ibrahimovic ante De Bruyne. En el 'Teatro de los Sueños' solo uno puede ser el actor principal.

LEE TAMBIÉN