Mascherano expulsado: ¿argentinismo o insulto?, insólito debate

El asunto de la semana en el fútbol español no son los goles de Luis Suárez ni las paradas de Keylor Navas, sino el nivel ofensivo del argentinísimo exabrupto que el domingo costó la expulsión al jugador del Barcelona .

Así, el comité de competición de la Federación Española de Fútbol deberá determinar si el argentino Javier Mascherano quiso insultar o sólo cometió una desconsideración cuando le dijo a un juez de línea: “La concha de tu hermana”.

De la decisión, casi de orden lingüístico, depende si Javier Mascherano se pierde o no el clásico entre Barcelona y Real Madrid del 21 de noviembre, algo que anima notablemente el debate.

En tiempos donde el fútbol español permanece tan atento a lo que ocurre dentro como fuera del terreno de juego, la discusión alimentó horas de televisión y kilos de papel en la prensa.

"¡Un árbitro madrileño puede dejar sin clásico a Javier Mascherano!", alertó el diario ‘Sport’ nada más ser expulsado el argentino por Carlos del Cerro Grande.

El juez del partido ante el Éibar reflejó en el acta arbitral que el futbolista fue expulsado por utilizar la frase, pero con un "de tu madre" al final. Luego, resultó que las imágenes de televisión revelaron que Mascherano no mencionó realmente a la "madre", sino a la "hermana" del asistente.

A pesar de lo insólito de la discusión, no es un asunto menor, al menos desde el punto de vista legal, pues el Barcelona pudo esgrimir en su escrito de defensa que hubo un "error de forma" en la redacción del acta arbitral en referencia a Javier Mascherano.

Lo siguiente ya fue una discusión casi etimológica sobre la palabra "concha": lo que en Argentina es un exabrupto común, ¿puede considerarse en España, país donde miles de mujeres llevan ese nombre, como un insulto? O, más aún, ¿está obligado un árbitro a distinguir entre ofensas argentinas y españolas?

Barcelona lo tiene claro. "Fue una expresión de rabia más que un insulto", argumentó Jordi Mestre, vicepresidente del club azulgrana, con rotundidad.

Mientras, y casi convertido en un informe jurídico, diferentes medios desempolvaron los archivos para estudiar casos de antecedentes y descubrieron un suceso similar ocurrido hace dos años.

El jugador Damián Suárez -que es uruguayo y no argentino- fue expulsado en un partido entre Elche y Barcelona B, de la segunda categoría del fútbol español, por utilizar la misma expresión pero dirigida a la madre del asistente.

Entonces, la federación estimó que el uruguayo cometió "un menosprecio", y no un insulto, por lo que la sanción impuesta fue de dos partidos.

Eso es lo que quiere el Barcelona, que como mucho impongan a Mascherano dos fechas sin jugar. Uno lo cumpliría mañana en el partido de Copa ante el Villanovense, para el que el argentino ni siquiera ha sido convocado. El segundo encuentro lo descontaría el sábado ante el Getafe. De esa forma, el ‘Conchagate’, como hoy lo bautizó el diario "Marca", estaría más que olvidado cuando llegue el clásico.

Fuente: DPA

LEE TAMBIÉN

No te pierdas

No te pierdas