le ganó hoy por 2-0 a en un partido amistoso que sólo sirvió para que el combinado de Vicente del Bosque sumara argumentos para acrecentar su depresión.

En Ámsterdam se citaron dos selecciones con problemas de autoestima y Holanda encontró algún motivo para recuperar la sonrisa. Todo lo contrario que le ocurrió a España, que añadió motivos para la preocupación. Desde el Mundial sumó derrotas ante Francia, Alemania y Holanda, lo que no contribuye a alentar la esperanza de sus hinchas de una reacción. La campeona de Europa se ha acostumbrado a perder.