Redacción EC

No estaba teniendo un mal partido, pero le faltaba definir como en los viejos tiempos. ya había tenido un par de ocasiones que había sorprendido al por los propios errores del delantero de cara a la definición. También había asistido previamente a , pero el chileno estrelló su remate al palo.

Sin embargo, en el minuto 74 ya pudo celebrar. Fue un tiro y, como siempre, Messi sorprendió al arquero con su pegada. Iraizoz pensaba que iba a intentar pasar la barrera, pero el argentino tiró fuerte al palo del arquero, lo que hizo imposible la estirada al meta del Bilbao.

Este fue el gol 26 de Messi en La Liga y el 38 de toda la temporada. El ‘10’ del Barcelona se encuentra a uno de y dos de .

No te pierdas