La sanción de ocho años que el Comité de Ética de la impuso este lunes al suizo Joseph Blatter, su presidente durante 17 años, y al francés , considerado como su sucesor natural, solo marca una fecha negra más en 2015 para la organización que rige el deporte rey.

Pese a ser esperado, el castigo no deja de ser impactante. Sus víctimas llevan dos apellidos ilustres del fútbol. Blatter, un coronel del ejército suizo reconvertido en dirigente, y Platini, un futbolista de elite ganador de tres balones de oro, además de seleccionador francés antes que presidente de la UEFA desde 2007.

Pese a la brecha abierta desde hace tiempo entre ambos, la sanción vuelve a unirlos ahora igual que en los ya lejanos tiempos en los que el francés fue el elegido por el suizo como su asesor y llamado incluso a ser su sucesor natural.

Distanciados porque el francés lleva tiempo defendiendo un cambio en la FIFA que el suizo no comparte, hoy los dos han escuchado por segunda vez en apenas dos meses un condena. En este caso ocho años de inhabilitación de forma inmediata para ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol.

El 7 de octubre, otra de las fechas negras de la FIFA el calendario actual, ambos compartieron la amargura de una suspensión temporal durante 90 días que ya auguraba lo peor.

TAGS RELACIONADOS