volvió a . El escenario donde Chelsea juega de local y que tantas alegrías le había traído al entrenador portugués, en su etapa como estratega de los blues, lo vio caer. 

El técnico europeo de 53 años sucumbió ante cada gol de su ex equipo. Se alegró con sus ex dirigidos y hasta recibió una calurosa de la hinchada del Chelsea. El resulto final fue derrota de Manchester United por 4-0.

LEE TAMBIÉN