Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Fútbol mundial

"El muro que resiste en Berlín", por Guillermo Oshiro

El pasado domingo, el Union Berlin cumplió el sueño de jugar por primera vez en la Bundesliga en 53 años, pero ello no cambia en absoluto su filosofía romántica del fútbol.

Unión Berlin ascendió esta temporada a la Bundesliga por primera vez en su historia. (Foto: AFP)

Union Berlin ascendió esta temporada a la Bundesliga por primera vez en su historia. (Foto: AFP)

No fue solo uno, fueron 15 los minutos de silencio que los hinchas del Union Berlin le dedicaron al fútbol que para ellos está muerto. También eligieron esa peculiar forma para celebrar el fin de la eterna espera de 53 años para estrenarse en la Bundesliga el pasado domingo. El antojadizo destino los había colocado en un escenario inmejorable para eternizar el momento: el histórico primer rival al que enfrentaban era su antítesis, el RasenBallsport Leipzig, conocido por las iniciales RB que representan a la empresa austríaca de bebidas energizantes dueña del club.

No era la primera vez que sucedía. El único participante de la actual liga teutona que fue fundado en la República Democrática de Alemania había protagonizado un acto similar en el 2014, cuando recibió también en su cancha al RB Leipzig en duelo por la Segunda División. Para los ‘Acereros’ –crearon el club sobre la base del desaparecido FC Olympia Oberschöneweide fundado en 1906 por trabajadores de la clase obrera–, los ‘Toros Rojos’ representan al fútbol en su estado más capitalista, el que se somete exclusivamente a la dictadura del dinero. Ellos, en cambio, son románticos que defienden la belleza y pureza del amateurismo.

Esa diferencia de ‘valores’ se puso de manifiesto en el campo. Solo segundos después del silencioso cuarto de hora en el Stadion An Der Alten Försterei, Marcel Halsfenberg ‘bautizaba’ el arco del Union Berlin, que luego sería vulnerado por Marcel Sabitzer (31’), Timo Werner (42’) y Christopher Nkunku (69’) para firmar un 0-4 que no amainó los ánimos de los hinchas locales. No se esperaba menos de un conjunto que invirtió 7,4 millones de euros en refuerzos, contra otro que gastó 52 millones.

Más que de los resultados, el Union Berlin depende de sus hinchas. Ellos son su corazón y los que le dan una identidad única al club. El domingo se informó que se vendieron 22.922 boletos cuando el aforo del An Der Alten Försterei cuenta con 455 localidades menos. Esos ‘fantasmas’ presentes fueron parte de la campaña Finalmente Allí, que permitió que los seguidores pudieran llevar a sus seres queridos que no pudieron ver realizado el sueño de la Bundesliga en vida. El club entregaba pancartas de 70x70 centímetros con la foto de los fallecidos para que estuvieran también en las tribunas.

Así fue la celebración del Union Berlín, luego de ascender a la Bundesliga por primera vez. (Video: Youtube / Foto: Captura)

Así fue la celebración del Union Berlín, luego de ascender a la Bundesliga por primera vez. (Video: Youtube / Foto: Captura)

“Innumerables simpatizantes de la Union que han apoyado y seguido al club en su camino ya no estarán con nosotros para celebrar esta experiencia icónica. Todos los echamos mucho de menos, por lo que la idea nació entre la familia de la Union para conmemorarlos con una campaña especial”, explicó el equipo a través de su web.

Union Berlin

El Union Berlin perdió 4-0 en su estreno en la Liga Alemana ante el RB Leipzig. (Foto: EFE).

EFE

La casa de los ‘Acereros’ también simboliza lo que es el club. Para la temporada 2008-09, más de 2.300 aficionados regalaron 140 mil horas de trabajo para remodelar el estadio que sigue manteniendo vivo el espíritu amateur con 18.395 localidades de pie y un marcador manual que se resiste a la tecnología. Son también los hinchas los que salvaron al club de la bancarrota donando sangre en la campaña Sangrar por Union en el 2004. Son ellos los que organizan conciertos de música, venta de camisetas y amistosos con sus hermanos del Sankt Pauli para generar ingresos para las campañas.

El estadio del Union Berlín lució totalmente lleno en el debut absoluto en la Bundesliga del equipo. (Foto: AP)

El estadio del Union Berlin lució totalmente lleno en el debut absoluto en la Bundesliga. (Foto: AP)

Este club que desafió a la Stasi durante la Guerra Fría; que fue un ascensorista entre la quinta y segunda categoría de la liga del este durante más de cuatro décadas; que cuenta con una Copa de Alemania del Este en 1968; que es ganador de la extinta e inédita Copa Intertoto 1986, que tuvo 12 campeones a la vez; que fue finalista de la Copa Alemana 2001, año en que también ascendieron a la Bundesliga 2; que logró su estabilización en la división de ascenso desde la temporada 2008-09; que cuenta con más de 21 mil socios; que tiene al serbio Neven Subotic y a Felix Kroos, el hermano de Toni, como sus jugadores más reconocidos, ya es una de las 56 privilegiadas instituciones que han participado en la Bundesliga desde 1963. Lo ha logrado después de 53 años y nada lo va a cambiar.

En el distrito de Köpernick, en el este de Berlín, hay todavía un muro que no ha podido ser derribado. Esa será la justicia poética de un fútbol del pasado que sobrevive con el Union Berlin.


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ