Redacción EC

El clásico iba 2-2 tras el regreso del descanso tomó el balón y mientras ingresaba al área del Barcelona fue trabado por Dani Alves. El árbitro pitó el penal y el Madrid tuvo la oportunidad de ponerse 3-2 en el marcador a través del mismo Cristiano.

Pero en las repeticiones de la jugada se pudo ver que la falta cometida fue fuera del área y no se debió cobrar el penal. Fue el primero de los tres penales que ha pitado el árbitro español en el partido. 

No te pierdas