Portugal y Serbia: recuerda el puñete de Scolari a Dragutinovic
Portugal y Serbia: recuerda el puñete de Scolari a Dragutinovic

Portugal y Serbia vuelven a medirse hoy por las Eliminatorias de la Eurocopa 2016, siete años después de su último choque, tristemente famoso por la agresión del entonces seleccionador luso, el brasileño, al serbio Ivica Dragutinovic, que entonces jugaba en el Sevilla.

Los dos combinados reeditan un choque oficial en Lisboa, aunque esta vez en el estadio de La Luz, propiedad del Benfica, y no en el José Alvalade, del Sporting de Lisboa, y escenario de la célebre agresión de Luiz Felipe Scolari.

Aquel 12 de septiembre de 2007, Portugal empató a un gol ante Serbia y complicó las cuentas de su clasificación directa al europeo del 2008, que acabaría por conseguir en la última jornada gracias a un empate a cero ante Finlandia.

Conseguida la igualada por el lateral del Chelsea Branislav Ivanovic en el minuto 88 -en posición dudosa-, llegó el pitazo final del árbitro alemán Markus Merk y un tumulto entre jugadores y técnicos de las dos selecciones se generó al borde del campo. La acción acabó con un puñetazo de Scolari a Dragutinovic.

"Quaresma agarra el balón, reclama, se dirige al árbitro y tiene al chaval (Dragutinovic) en frente. En ese momento es cuando comienza esa confusión", se explicó terminado el partido Scolari, quien juró no haber tocado al central, extremo que las imágenes televisivas desmintieron.

Felipe Scolari, su intervención tuvo como misión defender a Quaresma de una posible agresión del defensa serbio en cuestión: "Le iba a pegar", aseguró el técnico brasileño, conocido por sus fogosas reacciones.

Inicialmente, fue suspendido por cuatro partidos por parte de la UEFA, que le impuso una multa de 12.000 euros, mientras que Dragutinovic fue castigado con dos encuentros de suspensión.

La inhabilitación a 'Felipão' fue rebajada a dos meses, por lo que pudo estar en el último partido de la fase de clasificación, ante Finlandia en Oporto, en noviembre del 2007.

Entonces, recordó la defensa que hizo de Quaresma ante Dragutinovic para decir que, por Portugal había hecho lo que no había hecho por su país, Brasil y concluyó la conferencia con el famoso: "¿Y el burro soy yo, el que se equivoca soy yo?".

Siete años después, la Portugal de Cristiano Ronaldo vuelve a recibir a la Serbia de Nemanja Matic y de Branislav Ivanovic con la mirada puesta en otro Europeo, el de 2016 en Francia.

Un triunfo de los portugueses, segundo del grupo I, prácticamente les garantiza el pase al torneo, mientras que a Serbia, penúltima con 1 punto castigada con tres puntos de reducción por los incidentes ante Albania, le urge un triunfo.

Fuente: (EFE)

LEE TAMBIÉN