Sergio Reguilón marcó un autogol y complica a Tottenham. (Foto: AFP / Video: ESPN)
Sergio Reguilón marcó un autogol y complica a Tottenham. (Foto: AFP / Video: ESPN)
Redacción EC

Una jornada para el olvido tuvo Sergio Reguilón este miércoles en la Premier League. El defensor marcó un autogol en la derrota de Tottenham que, a falta de una jornada para cerrar la temporada, todavía sigue luchando para clasificarse para un torneo internacional en la siguiente campaña.

Todo empezó bien para los ‘Spurs’ porque Steven Bergwijn colocó el 1-0 para su equipo en el minuto ocho. Sin embargo, Aston Villa reaccionó rápidamente y adelantó las líneas con la consigna de emparejar. En una de las acciones ofensiva, el cuadro dirigido por el entrenador Dean Smith provocó el tanto en contra.

Jack Grealish combinó con el centro del terreno adversario con su compañero Marvelous Nakamba. El mediocampista de los ‘Villanos’ avanzó hasta las inmediaciones de la portería de Tottenham. Enseguida, el futbolista africano lanzó un centro con dirección al punto del penal, pero encontró a Sergio Reguilón.

El marcador español, que llegó a Londres procedente de Real Madrid, en su afán por rechazar, golpeó el balón con el pie. El espectacular impacto terminó en uno de los postes del arco defendido por Hugo Lloris, quien se estiró todo lo que pudo para evitar la primera caída de Tottenham.

Como es evidente, Reguilón lamentó lo ocurrido, pues el conjunto comandado por el técnico Ryan Mason tiene la obligación de sumar para asegurarse un espacio en la próxima Europa League o la Conference League, la nueva competición que UEFA presentó hace algunos meses atrás.

Las malas noticias para los ‘Spurs’, que por fin abrieron las puertas para recibir a sus hinchas en esta fecha, continuaron. Ollie Watkins, delantero de Aston Villa, se encargó de marcar el segundo para sus colores. Pese a los esfuerzos del elenco local, el 1-2 no se movió hasta el pitazo final de la contienda.

Por si fuera poco, Tottenham tendrá un cierre complicado de temporada, pues visitará en la última jornada a Leicester City, que tiene la obligación de ganar para asegurarse un espacio en la ronda de grupos de la siguiente Champions League. O, en todo caso, el cuadro londinense debe esperar que sus rivales tropiecen para estar en copas internacionales.