El defensor jamaiquino Adrian Mariappa dio positivo por COVID-19 y es uno de los tres casos que tiene el Watford, el equipo más afectado por el coronavirus en la Premier League. (Foto: AFP).
El defensor jamaiquino Adrian Mariappa dio positivo por COVID-19 y es uno de los tres casos que tiene el Watford, el equipo más afectado por el coronavirus en la Premier League. (Foto: AFP).
Leonardo Torres Cueva

Con la Bundesliga reanudada, la luz de esperanza para la Premier League surgió el lunes. Los 20 clubes aceptaron por unanimidad que al día siguiente volverían a las prácticas en sus instalaciones deportivas, por turnos y en grupos reducidos. Horas previas a los primeros trabajos, la Liga inglesa informaba que de las 748 pruebas realizadas a los planteles profesionales, seis de ellas dieron positivo al COVID-19. La mitad de esos casos pertenece al Watford, equipo en el que su capitán Troy Deeney se ha manifestado abiertamente en contra de la reactivación de las prácticas.

MIRA: La joya alemana de la Bundesliga

“El Watford confirma que luego de los test realizados en el campo de entrenamiento en las últimas 48 horas hubo tres positivos, un jugador y dos miembros del cuerpo técnico; todos pidieron que se respete la confidencialidad médica y, por lo tanto, el club no nombrará a los involucrados”, informó el club en su web oficial.

Pese a ello, fue el propio defensor Adrian Mariappa quien contó que es el jugador afectado en la planilla de los ‘Hornetts’.

Así es la seguridad en la entrada del London Colney, el complejo deportivo del Watford, (Foto: AFP).
Así es la seguridad en la entrada del London Colney, el complejo deportivo del Watford, (Foto: AFP).

Minutos después, el Burnley hacía pública la identidad de su empleado afectado por el coronavirus: Ian Woan, asistente técnico del entrenador Sean Dyche. “Ian es asintomático y está recuperándose en su casa. Se aislará durante siete días y será sometido a un nuevo control”, explicó el Burnley.

Los otros dos positivos corresponden a otro equipo que ha preferido el anonimato, ya que no está obligado a informar públicamente sobre su personal afectado.

MIRA: Roberto Silva: “Hay clubes que no quieren volver y ellos saben que eso mata al fútbol”

UN NO ROTUNDO

Mientras clubes representativos como Manchester United, Liverpool, Chelsea y Tottenham volvían a las prácticas, en las instalaciones del Watford se sigue esperando la presencia de su capitán Troy Deeney, el abanderado de la lucha en contra del retorno de los entrenamientos en un país que reporta cerca de 250 mil positivos al COVID-19 y más de 35 mil fallecidos, con 2.500 casos nuevos y 545 muertes registradas ayer.

“He dicho que no voy a ir. Cuando les explique mis detalles personales lo van a entender. Mi hijo de cinco meses tiene problemas respiratorios. No quiero volver a casa y ponerlo en peligro”, comentó el delantero al podcast “Talk the Talk”.

El capitán del Watford, Troy Deeney, ya anunció que no irá a los entrenamientos porque prefiere cuidar su salud y la de su familia. (Foto: REUTERS).
El capitán del Watford, Troy Deeney, ya anunció que no irá a los entrenamientos porque prefiere cuidar su salud y la de su familia. (Foto: REUTERS).

Además de criticar las incómodas medidas para ir a los entrenamientos –sin poder utilizar los baños y regresar a casa con la ropa sucia, por ejemplo–, Deeney considera demasiado apresurada la propuesta de reanudar la Premier el 12 de junio. “No puedo cortarme el pelo hasta mediados de julio, pero sí puedo meterme en el área con 19 personas y saltar por un balón. No sé cómo funciona eso. Nadie puede responder esas preguntas, no porque no quieran, sino porque no tienen la información”, aseguró.

MIRA: Michael Jordan, el cazador de títulos: tres aspectos poco conocidos del seis veces campeón de la NBA

El temor del capitán de las ‘abejas’ es respetable porque sus palabras discordantes tienen sustento, pues la experiencia le dice que el riesgo de contagio por coronavirus no es para minimizarlo. “He perdido a mi padre, a mi abuela, a mi abuelo… para mí eso es más importante que unas cuantas libras en el bolsillo”, añadió.

Según informaron medios británicos, Deeney no fue el único jugador ausente en las instalaciones de London Colney. Otros compañeros tomaron la misma decisión, aunque el club no ha dado detalles ni ha querido pronunciarse sobre dichas ausencias.

El lateral del Newcastle United, Danny Rose, fue mucho más crítico y duro al calificar las medidas adoptadas por las autoridades del fútbol británico. “La gente dice que deberíamos retomar el fútbol como si fuéramos conejillos de Indias o ratas de laboratorio. Me pregunto si merece la pena. Podría arriesgar potencialmente mi salud por divertir a la gente. Y siendo sincero, no lo deseo”, expresó.

El técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, volvió a trabajar en complejo deportivo de su club. El alemán es uno de los que está de acuerdo con el reinicio de los entrenamientos. (Foto: AFP).
El técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, volvió a trabajar en complejo deportivo de su club. El alemán es uno de los que está de acuerdo con el reinicio de los entrenamientos. (Foto: AFP).

El técnico del Liverpool, Jürgen Klopp, tuvo una visión totalmente opuesta al asegurar que la vuelta a los entrenamientos es segura. “Nadie quiere poner en peligro a alguien. Con todo lo que sabemos, los jugadores estarán a salvo. Alemania ya lo demostró. Tenían 10 o 12 pruebas positivas y ahora ya juegan. La Premier está cerca de volver, es una buena señal para la gente en Inglaterra”, argumentó el alemán.

Mikel Arteta (técnico del Arsenal) y Callum Hudson-Odoi (delantero del Chelsea) fueron los primeros casos de positivos al COVID-19 confirmados que alertaron al fútbol inglés. Ambos ya se encuentran recuperados desde hace algunas semanas. Pero en la Premier todavía hay temor. La vuelta de la Bundesliga todavía no les da seguridad a todos.

MÁS EN DT...