El vigente campeón de la Champions League, el , ganó a su par sudamericano, el Gremio brasileño, por 1-0 el sábado, conquistando un nuevo Mundial de Clubes de la FIFA.

El delantero portugués Cristiano Ronaldo marcó el único gol del encuentro en el minuto 53, con un tiro libre desde la frontal del área que superó la barrera brasileña y se coló al fondo de las redes junto al poste derecho del portero.

Tras el pitazo final, los jugadores del Real Madrid celebraron con mesura la obtención de un título más. Con este trofeo, el club de Cristiano Ronaldo alcanzó su segundo logro consecutivo en el Mundial de Clubes y el tricampeonato.