Pablo Pérez dejó el vestuario de Boca Junior (Foto: Captura Sportcenter)
Pablo Pérez dejó el vestuario de Boca Junior (Foto: Captura Sportcenter)
Redacción DT

En la previa del River vs. Boca, por la final de la Copa Libertadores 2018, Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo dejaron el vestuario. Los jugadores del cuadro 'xeneize' fueron trasladados a una clínica local para ser atendidos por ser dos de los afectados en el ataque al bus visitante.

Acompañados por agentes de la policía y miembros del comando técnico del cuadro 'azul y oro', los dos futbolistas caminaron por los pasillos del Estadio Monumental hacia una ambulancia que los trasladó al centro de salud.

Según los reportes brindados por FOX Sports, Pablo Pérez tiene molestias en los ojos por las astillas que cayeron de los vidrios rotos en el vehículo que los llevó rumbo al campo de River Plate.

Los otros damnificados han sufrido cortes superficiales en distintas partes de su cuerpo, como es el caso de Gonzalo Lamardo. Previamente, los hombres de Boca Juniors fueron revisados por los médicos de Conmebol.