Robinho, con 36 años, regresa por cuarta vez a Santos FC. (Foto: Santos)
Robinho, con 36 años, regresa por cuarta vez a Santos FC. (Foto: Santos)
Agencia EFE

Agencia de noticias

informó este viernes que suspendió la contratación de , anunciado el sábado pasado como nuevo refuerzo del equipo, tras las presiones surgidas por la condena por violencia sexual que recibió en Italia.

MIRA: Rivaldo sobre el Perú vs. Brasil: “Fue polémico porque Neymar tiene una mala reputación”

“Santos y Robinho informan que, de común acuerdo, resolvieron suspender la validad del contrato firmado el día 10 de octubre para que el jugador pueda concentrarse exclusivamente en su defensa en el proceso que transcurre en Italia”, .

El exjugador de Real Madrid, Manchester City y Milan fue condenado en 2017 a nueve años de prisión por un tribunal de Milán por su supuesta participación en una violación colectiva contra una joven de origen albanés de 23 años. El suceso ocurrió en 2013 en una discoteca de la ciudad italiana.

Robinho, de 36 años, lamentó la cancelación de su fichaje en un vídeo en sus redes sociales. “Si de alguna forma estoy molestando, es mejor que salga y me centre en mis asuntos personales. Probaré mi inocencia para los aficionados del ‘Peixao’ y aquellos a los que les gusto”, explicó.

A pesar de esos problemas con la Justicia italiana, Santos anunció el sábado pasado el regreso del extremo, quien firmó un contrato simbólico mediante el cual iba a percibir por mes 1.500 reales (unos 265 dólares), un salario ligeramente superior al mínimo brasileño.

Sin embargo, su fichaje generó una fuerte repulsa entre algunos directivos y patrocinadores del club paulista, que además atraviesa una grave crisis financiera. El miércoles pasado, la compañía Orthopride anunció en una nota que dejaba de ser patrocinador de la entidad por “respeto a las mujeres” que consumen sus productos. A esa salida le siguió la amenaza de otros auspiciadores de abandonar la institución.

La guinda la puso este viernes el portal al divulgar las transcripciones de los pinchazos telefónicos que usó la Justicia italiana para condenar a Robinho por violencia sexual.

En una de esas conversaciones, el músico Jairo Chagas, que actuó en el local la noche de la violación colectiva, expresó a Robinho su preocupación sobre el avance de la investigación, a lo que el jugador brasileño respondió: “Me río porque me importa un comino, la mujer estaba completamente borracha, ni siquiera sabe lo que pasó”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER

Perú vs. Brasil: Así reaccionaron los futbolistas de la selección tras el polémico arbitraje