Mucha expectativa generaba ver a Ryan Giggs en la banca de suplentes como director técnico del Manchester United. Y una de las más grandes incertidumbres era acertar sobre quién podría anotar el primer gol para los ‘red devils’.

 Esa duda se rompió ahora, ya que al minuto 41, Wayne Rooney marcó desde los doce pasos ante el Norwich. Una falta tonta por parte del defensa Martin ante Welbeck daría una clara oportunidad de cara al arco para que el United se ponga adelante en el marcador.