Redacción EC

“Perder siempre duele, más en una final, y más cuando yo creo que teníamos más opciones de ganar”, señaló Julen Lopetegui tras la caída de Sevilla ante Bayern en la Supercopa de Europa. Eso lo sabe más que nadie Youssef En-Nesyri, quien tuvo el título para el cuadro español en sus pies y terminó señalado por un mano a mano errado.

El atacante marroquí pudo definir el encuentro a favor de los andaluces, pero Manuel Neuer salvó a su equipo de manera providencial y forzó la prórroga, en la que se impusieron los bávaros. Desde el pitazo final, la tranquilidad tardó en llegar para el futbolista de 23 años.

En-Nesyri, que fue captado entre lágrimas siendo consolado por sus compañeros al final del compromiso, se la pasó “llorando como un niño” por la oportunidad clarísima de gol que desperdició", indicó luego del partido Edu Aguirre, periodista del programa El Chiringuito.

“No se saca de la cabeza esa ocasión y está llorando en el autobús. No ha parado desde que acabó el partido”, agregó en el análisis del 2-1 que sí firmó Javi Martínez para Bayern.

En-Nesyri volvería a tener otra ocasión nada más iniciarse la prórroga, pero su disparo lo envió Neuer al palo (92).

"Hay que aprovechar para matar a estos equipos porque te llevan al límite”, remarcó Lopetegui sobre la chance más clara del africano (87) en el Puskas Arenas, donde Sevilla solo pudo frenar, pero no imponerse al rodillo alemán, vigente campeón de la Champions.

Lucas Ocampos abrió el marcador de penal (13) para el monarca de la Europa League, sin embargo, Leon Goretzka igualó (34) y Martínez sentenció todo para los bávaros de cabeza (103) en el primer tiempo suplementario.

Bayern se lleva así su segunda Supercopa tras la que había ganado en 2013 frente al Chelsea, en la que ya marcado también Martínez, aunque en aquella ocasión para poner el 2-2 y forzar los penales.

TAGS RELACIONADOS