Karl-Heinz Rummenigge fue anunciado hace unos días como representante del Comité Ejecutivo de la UEFA. (Foto: AFP)
Karl-Heinz Rummenigge fue anunciado hace unos días como representante del Comité Ejecutivo de la UEFA. (Foto: AFP)
Redacción EC

Las reacciones no cesan tras el freno que se le puso a la Superliga Europea a raíz de la renuncia masiva de los clubes. Karl-Heinz Rummenigge, presidente del Consejo de Administración del Bayern Múnich, reafirmó su rechazo al proyecto y mostró su decepción con el presidente de Juventus, Andrea Agnelli.

En una entrevista que publica este viernes el diario , Rummenigge, que cederá en 8 meses su puesto a Oliver Kahn, aseguró que en sus 65 años de vida y tras haberlo sido todo en el mundo del fútbol, “nunca había vivido una semana tan increíble y con tantos sustos” como esta.

“Todos los dirigentes de clubes están, por lógica, decepcionados con Andrea (Agnelli) estos últimos días”, indicó el dirigente germano, que agregó que “lo importante es que los doce clubes han reconocido haber cometido un error de forma muy rápida”.

Para Rummenigge la clave es, además, “que casi todos ellos lo han corregido”.

El directivo del Bayern consideró que el proyecto de Superliga responde a “una petición de socorro, un mensaje desesperado, sobre todo para los clubes del sur de Europa” donde existe “un vínculo entre las dificultades financieras que atraviesan y las consecuencias de la pandemia”.

Indicó que mantiene “excelentes” relaciones con Florentino Pérez, “que no hay que olvidar que está al frente del club más conocido del mundo” y deseó que recoja el guante de diálogo lanzado por el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin.

Rummenigge reconoció que la primera fase de la Liga de Campeones había perdido algo de interés y consideró aceptable la nueva fórmula propuesta por la UEFA a partir de 2024, que negó que pueda adelantarse dos años “por razones jurídicas y comerciales”.

Esa nueva fórmula “va a permitir vivir emociones aún más fuertes” porque augura “más suspense y dificultad para los clubes, incluidos los grandes favoritos”.

“Si hemos dicho no a la Superliga ha sido porque estamos plenamente satisfechos con la Liga de Campeones y no olvidamos nuestra responsabilidad con los aficionados, que se oponen a este tipo de reformas”, aseguró.

Con información de EFE.

No te pierdas