Redacción EC

no mereció terminar el derbi que jugaron por la ida de las semifinales de . El lateral derecho del equipo merengue cometió una falta que merecía la roja.

En un momento en el que el balón todavía no estaba en juego, el defensor del Madrid se acercó al delantero colchonero y disimuladamente le pisó el tobillo. El brasileño nacionalizado español se encontraba de espaldas y no llegó a saber quién le propinó tremendo dolor.

El encuentro entre los dos equipos madrileños fue vibrante, pero tuvo momentos en los que primó el juego brusco. Fue casi un milagro que ninguno de los 22 jugadores saliera expulsado. 

No te pierdas

No te pierdas