El ex jugador ecuatoriano, Agustín Delgado, sorprendió con la lectura (o intento de ésta) de un discurso en la Asamblea de Ecuador, donde es miembro desde el 14 de mayo del año pasado. Luego de viralizarse por las redes sociales, desató una ola de críticas por parte de la sociedad.

(Video: Youtube)

El ecuatoriano fue apoyado por su partido político en un comunicado en donde afirma que las críticas hechas al ex jugador se hacen desde un enfoque racista. Pero ya otros habían advertido que el problema no radicaba en su condición de afro-descendiente ni en su nivel de educación.

La molestia de varios sectores provocó que el diario El Universo de Guayaquil, donde se publicó la viñeta, , argumentando que no era su intención no era la de ofenderlo, sino puntualizar sobre su desempeño en la Asamblea.

Bonil también lamentó que en primera instancia se haya interpretado de forma negativa su caricatura, puesto que él guarda una especial simpatía con el jugador, pero también dirige muchos cuestionamientos al rol que cumple como asambleísta.

El presidente del Consejo de Regulación de la Comunicación, Patricio Barriga, resumió que la caricatura de Bonil "era una representación política del odio".