La divulgación de documentos confidenciales por parte del portal "Football Leaks" sobre la relación entre el holandés, donde milita el peruano , y un fondo de inversión derivó en la apertura de una investigación que culminó con una sanción al club.

La propia web -inicialmente escrita en portugués y alojada en un servidor ruso- se hizo eco hoy del castigo impuesto por la Federación Holandesa de Fútbol (KNVB), que prohíbe al Twente disputar competiciones europeas durante tres temporadas y le impone una multa económica de 45.250 euros.

La Federación comprobó que al acuerdo firmado en 2014 por la dirección del Twente y el grupo Doyen -con sede en Malta- se añadieron cláusulas a posteriori que no fueron comunicadas oficialmente, y que fueron conocidas tras ser publicadas por "Football Leaks".

El análisis de la documentación suscrita por ambas partes revela que sus términos son "contrarios" a la regulación actual, de acuerdo con este mismo organismo.

Ambas partes firmaron un acuerdo en 2014 por el cual Doyen -grupo dividido en varias sociedades dedicadas al marketing deportivo, la representación de jugadores y a ejercer como fondo de inversión- inyectaba 5 millones de euros a cambio de adquirir un porcentaje en futuras transferencias de siete de jugadores del club holandés.

Los contratos filtrados dejaban entrever que Doyen tendría voz a la hora de decidir sobre los traspasos de estos futbolistas, práctica prohibida por la KNVB.

El equipo holandés emitió un comunicado en el que asumió las conclusiones de la Federación, anunció que no recurrirá y admitió el impacto que la sanción de no poder competir en Europa tendrá en el club, tanto a nivel deportivo como financiero.

A finales de noviembre, su presidente, Aldo van der Laan, ya presentó su dimisión debido precisamente a este escándalo.

TAMBIÉN PUEDES LEER...

TAGS RELACIONADOS