Neymar y el PSG, en casi tres años, no lograron complementarse, pues el brasileño no consiguió adaptarse al club y convertirse en el referente y líder por el que se pagó 222 millones de euros en el 2017.

Durante las últimas tres temporadas, ‘Ney’ tuvo la posibilidad emigrar a otro club; sin embargo, el alto precio que colocó el conjunto francés evitó que pueda concretarse cualquier transferencia. Este 2020, la historia del delantero podría dar un giro inesperado, pues cuenta con otra salida reglamentaria.

Neymar vuelve a ser el gran objetivo del FC Barcelona. (4/03/20)

‘As bajo la manga’

Neymar no ha tenido ninguna renovación de contrato desde su arribo a París y no cuenta con una clausula de rescisión. Debido a ello, tal como explica el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA, se puede amparar un precio de salida al deportista.

Lo antes mencionado solo podrá suceder cuando el jugador cumpla tres años o tres temporadas en el club, por lo que se podría llevar a cabo en agosto del 2020.

A partir de esta fecha, la FIFA reconoce el derecho al deportista a dejar el club tras el pago de una indemnización, la cual es calculada por la entidad máxima del fútbol con una fórmula. La misma toma en cuenta el valor de compra del futbolista, la amortización de su ficha y el uso de otras variables.

En la actualidad, la formula arrojaría la cifra de 180 millones de euros, monto que debería pagar el cualquier club para hacerse con os servicios del brasileño.

Más en DT


TAGS RELACIONADOS