"Alexi Gómez selección", por Carlos Univazo
"Alexi Gómez selección", por Carlos Univazo
Redacción EC

CARLOS UNIVAZO 

Enojarse porque cometió otro acto de indisciplina es como alegrarse porque estamos clasificados a la Copa América. Lo triste no es que repita, lo es que algunos se sorprendan. O que cuando lo perdonen otra vez, digan: “¡No puede ser!”. Vamos, todos sabemos que sí puede ser. En Ate tienen claro, como en todos los demás clubes, que si echan a un pelotero ranqueado por sumar escándalos como si fueran goles, siempre habrá otro club ‘serio’ dispuesto a contratarlo. En el fútbol peruano, donde la moral es apenas un propósito ridículo, el ‘buen pie’ siempre será priorizado por encima del coeficiente intelectual. Para ganarle a un rival directo se requiere de habilidosos. ¿Sentido común?, ¿razonamiento promedio? Eso no genera goles ni asistencias. Eso es para la universidad.

Encima, si lo echas, te puede hacer un gol el próximo año, ganarte, ser portada de diarios que titularán: “Fue su revancha”, y pasar de victimario a víctima, mismo Paul Olórtiga. Y al toque, su entrevista ‘exclusiva’ narrando el maltrato de su ex club y claro, finalmente, el entrañable álbum familiar que, “primicia, chocherita”, nadie lo tiene. Para qué buscarse problemas con el ‘desordenadito’, si hacerse el distraído es ‘bacán’, mete un gol y la gente se olvida de todo. Normal nomás.

Estoy convencido de que Gómez, como también Chávez, jugará un día en la selección. Y pronto. Ya conocemos la vieja frase del ‘peloterismo nacional’ que ‘amnistió’ a tanto crack casero: “No somos Brasil ni Argentina para darnos el lujo de privarnos de nuestros mejores jugadores. Si comete indisciplina, su multa”.

Así que, Alexi, tranquilo, tu futuro asoma boyante, te echen de la ‘U’ o no. ¿Que le fue infiel a la novia? Bueno, es fiel a sus principios, suficiente. ¿Que no puede estar despierto de madrugada? Seguramente pensar en el rival Vallejo no lo dejaba dormir. ¿Que quería hacer un ‘trío’? A lo mejor le dijeron que practicara ‘triangulaciones’ y entendió mal, a todos nos pasa. En cualquier club grande, denle una nueva oportunidad. Y que tampoco sea la última, ah. Es que… lo necesitamos en la selección, pues.

LEE TAMBIÉN...