Carlos Ascues y Jean Deza regresaron esta temporada 2020  de la Liga 1 al club Alianza Lima, (Foto: Jesús Saucedo / GEC)
Carlos Ascues y Jean Deza regresaron esta temporada 2020 de la Liga 1 al club Alianza Lima, (Foto: Jesús Saucedo / GEC)
Jasson Curi Chang

fue el primero en dar un grito aliancista este 2020. Lo hizo el lejano 22 de enero en la Noche Blanquiazul que Millonarios de Colombia terminó amargando con la remontada 2-1. amagó ser la portada de los diarios deportivos días después, cuando con un gol suyo pasaba adelante en el marcador contra Alianza Universidad. Una rápida reacción de los huanuqueños permitió la primera sorpresa de la esta temporada. Ambos fueron protagonistas en la cancha; huracanes, temblores y pandemias después, lo son ahora en las oficinas de Matute.

CONTENIDO PARA LOS SUSCRIPTORES: Cristiano Ronaldo: Tres especialistas explican su secreto para ser ‘invencible’ incluso tras la cuarentena


Es importante recordar, primero, las palabras del gerente deportivo Gustavo Zevallos a DT El Comercio el pasado 13 de mayo. “Nunca tuvimos esa opción en el radar (suspensión perfecta de labores) [...] El club está haciendo el esfuerzo de pagar los salarios de los jugadores completos”. Un mes después, Carlos Ascues se encuentra en suspensión perfecta de labores por no haber llegado a un acuerdo con el recorte que se le aplicó al plantel de Alianza Lima tras un acuerdo con los capitanes.

Es clave, también, interpretar las declaraciones que el director deportivo Víctor Hugo Marulanda dio a Ovación a inicios de esta semana. “Ya se cumplieron con todos los plazos legales y el club ya tomó una decisión que, por respeto, primero se le notificará al jugador antes de hacerla pública”, respondió tras ser consultado por el futuro de Jean Deza en el club íntimo. La referencia es clara, el directivo adelantó que el proceso de despido hacia el jugador estaría definido aún cuando Deza no había presentado argumentos en su defensa.

Sin acuerdo con el ‘Patrón’

En la última quincena de mayo, la directiva de Alianza Lima tomó decisiones que se ajustan al tiempo de la pandemia por el coronavirus. Se reunió con los capitanes del plantel y se acordó un plan de reducciones de sueldos que tenían un rango del 10% al 40%, según la nómina de cada jugador.

MIRA: 4 años después: Los seleccionados que estuvieron presentes en la victoria ante Brasil por la Copa América Centenario

Conocido los recortes, el futbolista Carlos Ascues realizó una contraoferta personal. No se negaba a la reducción, pero no estaba de acuerdo con el monto que le correspondía. Desde el principio, el club blanquiazul no retrocedió. Carlos Ascues sufriría el 40% de recorte (es uno de los mejores pagados del plantel) y no habría más negociaciones.

El volante volvió a proponer una cifra menor (25%) y no hubo eco de la otra parte. Finalmente, la reducción del 31% era lo último que ofrecía el popular ‘Patrón’. Nada. La directiva se mantuvo en su decisión. El futbolista no firmó el documento que le acercó el club y, por tal razón, fue enviado a suspensión perfecta de labores.

Alianza no aceptó la propuesta de Ascues, no fue al revés. Carlos hizo un sacrificio económico en tres intentos, que son demostrables en correos electrónicos y comunicaciones que envió Ascues al club. Ahora, ¿podrá Alianza tener éxito en el Ministerio de Trabajo con la suspensión perfecta? Yo creo que no, porque si se demuestra que hubo disposición del trabajador y no encontró respuesta, será bien difícil que se lo acepten”, respondió Juan Baldovino, asesor legal de la SAFAP, sobre este caso.

La suspensión perfecta se hizo para empresas que están en problemas económicos. ¿Alianza Lima atraviesa por estas dificultades? La medida contra Ascues parece un castigo por no aceptar lo que el club le quiso imponer”, agregó Baldovino.

El largo proceso de Deza

El segundo capítulo de Jean Deza con Alianza Lima ha venido compartiendo espacio tanto en las páginas de los diarios deportivos, como en los programas de televisión con alto calibre de chisme y morbo. ¿El futbolista fue captado en cuestionables actos a altas horas de la noche? Sí, eso lo saben todos los que vieron las imágenes. Y no fue solo una vez. La dirigencia, entonces, decidió tomar medidas drásticas con el jugador y lo envió a casa sin goce de sueldo por cinco días, mientras planeaba su futuro.

CONTENIDO PARA LOS SUSCRIPTORES: ¿Cuál fue el mejor Perú en los mundiales?

En este espacio de tiempo, previo al clásico contra Universitario en el Monumental (8 de marzo) y contando las últimas horas de Pablo Bengoechea en el cargo, Jean Deza fue nuevamente ‘ampayado’. El club, bajo sugerencia de un comunicado del Fondo Blanquiazul, debió optar por iniciar un proceso de despido (10 de marzo) y notificar al jugador hasta el 14 marzo, último día de labores normales en el país. No se realizó.

¿Qué pasó durante estos tres últimos meses? Jean Deza, cuyo domilicio en su contrato con Alianza Lima registró una dirección en el Callao (Urb. Gambetta), recibió -por otro lado- documentos del club en su residencia actual en el distrito de San Miguel. El atacante íntimo estuvo de acuerdo y firmó la carta que aprobaba las vacaciones del plantel, así como la reducción del salario. Finalmente, la carta notarial que le informaba su proceso de despido recién llegó días atrás a la dirección en el Callao. Tardó tres meses. El director deportivo Víctor Hugo Marulanda volvió a poner el tema en la agenda cuando respondió que “se cumplieron con todos los plazos legales y el club ya tomó una decisión”. De lado del futbolista, en tanto, sus abogados prepararon una sólida argumentación de defensa, donde se tocó el tema de violación a la privacidad y los vicios en el proceso de documentación. El descargo se realizó el 10 de junio pasado, un día después de las declaraciones del directivo aliancista.

Alianza está actuando con mala fe. Así como llevaron los otros documentos (vacaciones y recorte salarial) hasta su casa, le pudieron llevar la carta del proceso de despido a donde está viviendo. La parte formal de la acusación es extemporánea y se tendrá que discutir en un tribunal. Podría ser bastante factible que Deza le pueda ganar un juicio a Alianza Lima, por los mismos errores de Alianza y no por viveza de Deza”, comentan fuentes en el entorno del jugador.

Sea cual fuere, y a días de que Mario Salas arribe al Perú para tomar las riendas de Alianza Lima, dos temas puntuales arden en la interna. Ascues y Deza, dos rebeldes en el campo, no darán su brazo a torcer fuera de las canchas.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER

Paul Pogba bajo los ojos de Saha


No te pierdas

No te pierdas