Cantuarias en Cristal: lo bueno, lo malo y lo feo de su gestión
Cantuarias en Cristal: lo bueno, lo malo y lo feo de su gestión

La versión oficial es: . Luego de tres años de gestión, cumplió con lo que prometió el día de su presentación: “Compromiso para retomar el protagonismo deportivo”. ¿Cómo lo hizo? Resumimos lo bueno, lo malo y lo feo de su período como mandamás del equipo bajopontino.

LO BUENO

Bajo su gestión el club rimense logró el título del 2012. Fue mérito del técnico (Roberto Mosquera), jugadores y, claro, de la dirigencia. Se apostó por un entrenador que le devolvió protagonismo al equipo y, de hecho, salió campeón del torneo tras siete años. Además, la gestión de Cantuarias cumplió con la deuda de reconocer a los ídolos del club (Julinho, Julio César Uribe, Ramón Mifflin, el ‘Chorri’ Palacios, Jorge Soto, entre otros).

De los tres años en los que estuvo al frente de Cristal obtuvo los siguientes números a nivel deportivo: décimo lugar en el 2011, campeón del 2012 y tercero en el 2013. Además de dos clasificaciones a la Copa Libertadores. Su gestión también deja un proyecto a culminar para el agrado de los hinchas rimenses: la creación de un estadio propio dado que el Alberto Gallardo pertenece al Instituto Peruano del Deporte (IPD).

LO MALO

Así como tuvo cosas buenas, también tuvo de las malas. Su principal problema fue el constante desatino a la hora de dar declaraciones. Como cuando criticó la vida personal de Reimond Manco, a pocos días de conocerse si sería contratado por Alianza Lima, y terminó pidiendo disculpas; o cuando dijo que Cristal no traía “equipuchos de Nigeria o Bolivia para su presentación”, en referencia a la ‘U’ y Alianza –también pidió perdón–.

Una de las declaraciones menos atinadas que tuvo fue: “Necesitamos un técnico de carácter internacional”. ¿El agraviado? Roberto Mosquera, ya eliminado de la Libertadores 2013 en primera fase y tras conocerse que no continuaría en el club por decisión de la directiva.

LO FEO

Sostuvo una pelea boca a boca con el gerente deportivo de la ‘U’ Jorge Vidal, quien hasta amagó con denunciarlo por haberlo “amenazado de muerte”. Como presidente de Cristal, una institución seria, Cantuarias no podía cometer este tipo de excesos.