Carlos Tévez tiene once títulos con Boca Juniors. Uno de los más ganadores en la historia del 'Xeneize' tuvo a 'Ñol' Solano como uno de sus ídolos.
Carlos Tévez tiene once títulos con Boca Juniors. Uno de los más ganadores en la historia del 'Xeneize' tuvo a 'Ñol' Solano como uno de sus ídolos.
Marco Quilca León

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

“No tengo más nada para dar”, se lamenta en su . Lo dice uno de los futbolistas que más títulos le dio a la institución: once en total. El que supo llevar la cinta de capitán y poner la cara en los momentos más difíciles, en la época dorada de River Plate. “No es una despedida con esta camiseta, sino un hasta pronto. Siempre voy a estar para el hincha. Ya no como jugador, pero sí como el Carlitos de la gente”, promete el ‘Apache’, el último gran ídolo del que le dijo adiós al club el último viernes.

LEE TAMBIÉN: Carlos Tevez dejó Boca Juniors: las mejores frases del ‘Apache’ en su despedida del club ‘Xeneize’

“La verdad es que no tuve tiempo de hacer el duelo de mi padre (NdR: falleció en febrero de este año). Ya estaba jugando de vuelta. Boca siempre me necesitó al 120 por ciento y mentalmente no estoy preparado para darle eso, se justificó -aunque no era necesario- con la voz entrecortada. A sus 37 años, con algunos años más por jugar pero sin un futuro definido, Carlos se va del Mundo Boca.

La conferencia de prensa estaba programada. Carlitos ya había anotado en un papel su adiós. Lo tenía todo preparado. Pero todo no siempre sale como uno lo planea. Menos en una despedida tan dolorosa. El ‘Apache’ no aguantó las lágrimas cuando recordó a su padre, la última vez que lo vio jugar y salir campeón, y a Diego Armando Maradona. El título de la Superliga 2020, en cancha de Gimnasia, con el Diego ovacionándolo y don Segundo en el palco lo trajo abajo.

“El recuerdo más lindo que puedo tener es la última vez que nos vimos, cuando fuimos campeones. No hay nada más lindo que esa imagen. La última ovación a Maradona en una cancha. La última vez que mi viejo me vio jugar a la pelota y salir campeón. La última vez que vi llorar a mi papá de alegría. Desde que nací, nacimos de Boca y vamos a morir de Boca. Como dije, no hay nada más lindo. No necesito más nada para ser feliz. No tengo palabras para agradecer tanto cariño. Mi sangre no es roja, siempre va a ser azul y amarilla”, señaló.

No lo vio nacer, pero lo crió con su vida. Albañil, vecino de una de las zonas más peligrosas de Argentina conocida como Fuerte Apache, Segundo lo adoptó a los pocos meses de nacido junto a su mujer Adriana Noemí Martínez. La hermana de doña Adriana, madre biológica del futbolista, no pudo criarlo y poco después falleció Juan Alberto Cabral, padre biológico, en una balacera.

Entre escasez económica, balaceras y sirenas de policías; Segundo educó a Carlitos. Le enseñó a diferenciar lo bueno de lo malo. Y, claro, lo hizo hincha de Boca Juniors. El ‘Apache’ disfrutó a Diego Maradona y se enamoró del juego de Nolberto Solano. Para el último gran ídolo ‘Xeneize’, su referente siempre fue ‘Ñol’.

Tengo un ídolo que es ‘Ñol’ Solano. Con mi viejo siempre iba a verlo en La Bombonera, declaró Tévez luego de marcar su primer gol con la selección argentina. Fue en la Copa América 2004, realizada en tierras peruanas, y justamente ante la Blanquirroja que tenía como capitán a Nolberto Solano. El delantero tenía 20 años y ya había ganado una Libertadores y una Intercontinental con Boca. Además, un Sudamericano Sub20 y un Preolímpicio Sub23 con la ‘Albiceleste’. Ese año también levantaría la Sudamericana. El único título internacional que no pudo ganar fue la Recopa Sudamericana. ¿El rival? El histórico Cienciano del Cusco dirigido por el gran Freddy Ternero.

La familia de Carlos Tévez.
La familia de Carlos Tévez.

Carlos Tévez y el mal recuerdo con Cienciano

Hubo una época en la que el fútbol peruano competía a nivel internacional. En medio de esos días felices, Cienciano del Cusco tocó el cielo con las manos, como si estuviera parado en la cima de Machu Picchu. Y no lo hizo de cualquier manera. La historia recordará al cuadro incaico ganando la Copa Sudamericana ante River Plate y la Recopa Sudamericana frente a Boca Juniors. El ‘Papá’ celebró ante los más grandes de Argentina.

El 7 de diciembre de 2004, en un partido jugado en Miami, Cienciano volvió a hacer historia. Con Óscar Ibañez como gran figura, el elenco cusqueño conquistó la Recopa venciendo nada menos que a de Abbondanzieri, Schiavi, Cagna, Martín Palermo y Carlos Tévez. El ‘Apache’, que el último viernes le dijo adiós al ‘Xeneize’, fue uno de los protagonistas de ese partido.

Carlos Tévez con la Copa Libertadores 2003. Fue campeón con Boca Juniors. (Foto: EFE)
Carlos Tévez con la Copa Libertadores 2003. Fue campeón con Boca Juniors. (Foto: EFE)

Boca llegaba de ganar la Libertadores 2003 ante Santos. El ‘Apache’, uno de los goleadores del torneo con cinco tantos, había anotado en la final de vuelta ante los brasileños y llegaba en el mejor momento de su carrera. Tenía apenas 20 años y era una de las joyas que sacaba el equipo de Carlos Bianchi. De hecho, después de esa temporada se fue al Corinthians y ahí empezaría su periplo en el fútbol internacional: West Ham, Manchester United y Manchester City de Inglaterra, y Juventus de Italia lo vieron triunfar antes de su primer regreso a Argentina.

Era la última vez que la Recopa se jugó a partido único y lejos de Sudamérica. A partir de 2005 se volvió a disputar en partidos de ida y vuelta. Por eso, el título para el Mundo Boca era importante. Pero la historia no fue como la imaginaron. O al menos el final.

Tévez había adelantado a los ‘Xeneizes’ a los 33 minutos tras un espectacular pase de taco de Martín Palermo. El resultado no se movería hasta los 89′. Mientras los hinchas argentinos celebraban un nuevo título, Rodrigo Saraz de cabeza puso el 1-1 final. La Recopa se definiría desde los doce pasos.

Cienciano campeón de la Recopa Sudamericana 2004.
Cienciano campeón de la Recopa Sudamericana 2004.

El ‘Apache’ fue el segundo en la lista. Antes de él, el ‘Flaco’ Schiavi había marcado para Boca, mientras que el ‘Checho’ Ibarra y Carlos Lobatón habían anotado para Cienciano. Carlitos nunca ha sido un experto ejecutador de penales (actualmente, de 19 erró 7). Se paró muy recto al balón, corrió y disparó al palo izquierdo de Óscar Ibañez. El portero argentino nacionalizado peruano adivinó el remate y lo atajó.

Giulano Portilla y Santiago Acasiete también marcaron para Cienciano. Palermo hizo lo propio y Fabián Vargas desperdició el último penal. El resultado acabó 4-2 a favor de Cienciano. El último título internacional de un club peruano, hace ya 17 años, es el peor recuerdo del último gran ídolo de Boca Juniors, Carlos Tévez.

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Perú vs. Colombia:  Resumen del partido disputado en el Estadio Nacional
La selección peruana fue goleada 0 - 3 por su similar de Colombia y quedó última en la tabla de las Eliminatorias Qatar 2022.