Universitario y Sporting Cristal jugarán en Argentina por la Copa Libertadores.
Universitario y Sporting Cristal jugarán en Argentina por la Copa Libertadores.
Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Si uno se deja guiar por las estadísticas el panorama es terrorífico: 4 victorias y 5 empates en 44 partidos. Pero al hincha no le importa que el fútbol moderno se rija por números fríos. El hincha, estimado lector, solo le hace caso al corazón y a la memoria. A la memoria selectiva, claro. Porque si hay que recordar algo, que sea una victoria histórica o una hazaña en tierras lejanas. Las amargas derrotas o injustos empates que queden para los contrarios. Y si se puede, en el olvido. Bajo esa premisa, y irán a Argentina con los sueños renovados en esta . Los antecedentes se tendrán en cuenta –ambos llegan tras perder en el debut- pero una vez que suene el pito, se empezará a escribir otra historia.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Universitario vs. Sporting Cristal: La lección aprendida que debe ser replicada en la Copa Libertadores

Es difícil quitarle la ilusión de ver nuevamente a su equipo al fanático. Al hincha en el manicomio, como los describió el gran Eduardo Galeano. Pero los números también hay que darlos aunque genere molestia. El último festejo crema en suelo argentino se fue hace 54 años (2-1 a Racing en Avellaneda). La ‘Academia’ también fue víctima de los rimenses: 2-1 en 2015. De ahí, un par de festejos más. Más de cal que de arena, como

48 horas de gloria de un triunfo añejo

Hace cinco décadas el fútbol era distinto al que conocemos ahora. Muchas cosas han cambiado, evolucionado. Pero la garra de Universitario sigue siendo la misma. Pasan años y esa mística está intacta. En 1967, con Chumpitaz, Ángel Uribe, Luis La Fuente y un joven Roberto Chale; el cuadro estudiantil ganó dos partidos de Copa Libertadores en Argentina en solo dos días.

El quinteto ofensivo de la 'U', Víctor Calatayud, Roberto Chale, Enrique Cassaretto, Ángel Uribe y Víctor Lobatón, en el Monumental de River. (Libro CONMEBOL Copa Libertadores)
El quinteto ofensivo de la 'U', Víctor Calatayud, Roberto Chale, Enrique Cassaretto, Ángel Uribe y Víctor Lobatón, en el Monumental de River. (Libro CONMEBOL Copa Libertadores)

La ‘U’ viajó a Buenos Aires el 11 de junio para enfrentar a River Plate (campeón del torneo argentino en ese entonces) y Racing (subcampeón) en apenas 48 horas. “De lo que estoy seguro es que esta vez no nos harán lo de 1966”, declaraba Marcos Calderon, entrenador merengue, en alusión a las derrotas ante River (5-0) y Boca Juniors (2-0) por la Libertadores de aquel año.

En medio de una de las peores crisis institucionales de su historia, los ‘Millonarios’ decidieron presentar un equipo casi juvenil. Tanto así que la prensa local daba a los visitantes como favoritos para el choque que se jugaría el 13 de junio. Roberto Chale y compañía llegaron a un casi vacío estadio Monumental en búsqueda de hacer historia. Y lo lograron. Universitario ganó 1-0 con gol de Enrique Rodríguez, que con un potente disparo venció el arco de Hugo Gatti.

Los peruanos no tuvieron mucho tiempo para celebrar. Muy aparte del frío de 3 grados en Buenos Aires, debían enfrentar a Racing en menos de 48 horas. Un triunfo los acercaba a la final de la Copa Libertadores.

Héctor Chumpitaz y Percy Rojas no llegaron a Lima junto al plantel porque se quedaron dormidos en el hotel de Buenos Aires. (Foto: Archivo)
Héctor Chumpitaz y Percy Rojas no llegaron a Lima junto al plantel porque se quedaron dormidos en el hotel de Buenos Aires. (Foto: Archivo)

La noche del jueves 15 de junio, en el estadio Presidente Perón, Universitario tenía el reto más difícil. Y se complicó más cuando Humberto Maschio adelantó para la ‘Academia’ a los 76′. Fue ahí donde la calidad en los pies de Roberto Chale se hizo gigante. A los 85′, el volante hizo una gran pared con Luis Cruzado, luego eludió la marca de Perfumo y Díaz, y se mandó con un golazo. El diario Clarín describió el gol como una “obra maestra, no cabe otro adjetivo”.

Víctor Calatayud volteó el marcador a los 88′, tras un mal rechazo del arquero local en un tiro libre de Héctor Chumpitaz. Rubén Correa, guardameta crema, fue la gran figura del partido por sus inolvidables atajadas. En tres minutos, los merengues consiguieron su segundo triunfo en Buenos Aires en tan solo 48 horas.

Cada futbolista recibió 300 dólares en premios por los triunfos. El recibimiento del plantel en Lima fue apoteósico con alrededor de 15 mil personas alegres por su llegada. Dos días después, la ‘U’ perdió 1-0 ante Defensor Arica en el inicio del Descentralizado.Finalmente, Racing se tomó revancha, le ganó a la ‘ U’ en un partido extra y luego salió campeón de la Copa Libertadores 1967.

Esas fueron las únicas dos victorias cremas en tierras argentinas, sin contar el conseguido ante Boca por walk over en 1971. Antes habían perdido ante los dos más grandes de dicho país y en adelante afrontaron 18 encuentros más. El saldo final es negativo: 22 partidos, 16 derrotas, 3 empates y dos triunfos. La caída más dolorosa es la final de vuelta de la Copa ante Independiente en 1972.


Así le fue a la ‘U’ en Argentina por la Copa Libertadores

AÑORIVALRESULTADO
2021Defensa y Justicia3-0
2014Vélez1-0
2010Lanús0-0
2009San Lorenzo2-0
2006Vélez4-3
2003Racing1-1
2001Vélez1-0
2001Rosario Central6-0
2000San Lorenzo3-0
1999Vélez4-0
1989Racing2-0
1989Boca Juniors2-0
1972Independiente2-1
1971Rosario Central2-2
1970River Plate5-3
1970Boca Juniors1-0
1968Independiente3-0
1968Estudiantes1-0
1967Racing1-2
1967River Plate0-1
1966Boca Juniors2-0
1966River Plate5-0

Una batalla campal y una derrota con sabor dulce

La noche del miércoles 17 de marzo de 1971 jugaron en la mítica Bombonera, por la ronda clasificatoria de la Copa Libertadores, Boca Juniors y Sporting Cristal. Los ‘xeneizes’ necesitaban una victoria para pasar a semifinales. Los rimenses ya no tenían chances, pero un triunfo servía para la clasificación de otro equipo peruano: Universitario. Esa era la atracción que llevó una multitud a la cancha de Boca, a pesar de que el partido se televisaba en directo a todo el país.

El primer tiempo acabó 2 a 1 favorable a Boca. Pero a los 69′, González Pajuelo, que había entrado en reemplazo de Orbegozo, convirtió el gol del empate. Cuando faltaban 6 minutos, con todo Boca volcado sobre el área de los peruanos se produjo una supuesta falta contra Rogel que el árbitro, el uruguayo Alejandro Otero, no sancionó.

A partir de ese momento la cancha se convirtió en un escenario de batalla de la que participaron 21 de los 22 jugadores. La excepción se llamó Julio Meléndez, peruano que defendía los colores azul y oro. El juez decidió en el momento la suspensión del partido, la expulsión de 18 jugadores —exceptuó a Meléndez y a los dos arqueros: Rubén Omar Sánchez y Rubiños— y por decisión policial se ordenó la detención de todos los protagonistas, quienes fueron trasladados a una comisaria.

La batalla campal es una de las más violentas en la historia de la Copa Libertadores. (Foto: El Gráfico)
La batalla campal es una de las más violentas en la historia de la Copa Libertadores. (Foto: El Gráfico)

En Perú, luego del partido, una multitud se había reunido en la embajada de Argentina para apedrearla en respuesta al arresto de los celestes. Tras aquel 2-2, Sporting Cristal tuvo que recomponer su plantilla con reservistas y juveniles de su cantera para terminar con el fixture en esta su tercera participación en el torneo continental. Así se explica las derrotas ante Rosario y Universitario que siguieron a este partido.

Veintiséis años después de la batalla campal en La Bombonera, Sporting Cristal volvió a vivir una noche que pocos olvidarán. No fue una victoria, incluso perdió. Pero tuvo un sabor dulce con el resultado global de aquella llave.

En el ‘Cilindro’ de Avellaneda, los rimenses perdieron 3-2 ante Racing por la semifinal de ida de la Copa Libertadores de 1997. En la vuelta, con ‘Chorri’ Palacios, ‘Ñol’ Solano, Julinho, Luis Bonnet y Julio Rivera; el Cristal de Sergio Markarián goleó 4-1 y se clasificó a la final del torneo. En dicha instancia cayó ante Cruzeiro, pero esa es otra historia.

La última victoria bajopontina en tierras argentinas por Copa Libertadores se dio frente a la misma víctima (Racing) y en el mismo lugar de los hechos (Avellaneda). En noviembre del 2015, con doblete de Carlos Lobatón, Sporting venció 2-1 a la ‘Academia’ por el grupo 8 del torneo continental.

En total, Cristal suma 23 visitas al país que vio nacer a Maradona y Messi. Solo obtuvo dos victorias y dos empates. El resto fueron derrotas. Justamente Racing será el rival de este jueves (5 p.m.). La consigna es sumar aunque parezca difícil.

Las estadísticas dictan que a Universitario y Cristal –y a cualquier otro club peruano- les ha costado jugar en Argentina. Pero eso al hincha no le mueve ni un pelo. En el fútbol “dos más dos son siete” y él fanático lo sabe. En 90 minutos pueden pasar miles de cosas y la fe nunca se apagará. ¿Los números? Que se la queden los matemáticos.

Así le fue a la Cristal en Argentina por la Copa Libertadores

AÑORIVALRESULTADO
2019Godoy Cruz2-0
2016Huracán4-2
2015Racing1-2
2013Tigre3-1
2009Estudiantes1-0
2006Estudiantes4-3
2005Boca Juniors3-0
2004Boca Juniors2-1
2004Rosario Central1-1
2002Vélez1-0
2000Rosario Central3-1
1998River Plate3-1
1998Colón1-0
1997Racing3-2
1997Vélez0-1
1996River Plate5-2
1989Racing2-0
1989Boca Juniors4-3
1980Vélez2-0
1980River plate3-2
1971Boca Juniors2-2
1971Rosario Central4-0
1962Racing2-1

MÁS EN DT

VIDEO RELACIONADO

Ángel Comizzo y la reacción tras el penal que cobró Michael Espinoza. (Fuente: GOLPERU)
Ángel Comizzo y la reacción tras el penal que cobró Michael Espinoza. (Fuente: GOLPERU)