Cuando un equipo peruano clasifica a la , automáticamente comenzamos a generar una idea un poco negativa. Razones existen. Cada vez que participamos en el certamen internacional parece que un resultado nefasto se hará presente.

En esta oportunidad, no fue un resultado, más bien fue una campaña entera. dejó el nombre del Perú por los suelos. Aunque, otros equipos ya habían hecho este pésimo historial.

Alianza Lima inició el accidentado camino en 1979. No importó que los blanquiazules sean bicampeones y tengan en sus filas a jugadores importantes como Teófilo Cubillas, César Cueto, etc. No puntuaron. Universitario de Deportes, Palmeiras y Guaraní lo enterraron en el fondo.

En el 2007, nuevamente los 'íntimos de la Victoria' pasaron la peor vergüenza deportiva en Copa Libertadores. Un registro paupérrimo: 0 unidades - 2 goles a favor - 13 anotaciones en contra. Cifra humillante.

Por allá, en 1982 cuando Perú celebró su última clasificación mundialista y la democracia se había instaurado; Deportivo Municipal cogió cupo para la Libertadores. El saldo terminó para el olvido. Coleros absolutos, sin puntos. Ni su máxima figura, Franco Navarro, logró salvar el honor de los ediles.

Sport Boys, flamante campeón de la temporada 1984 llegó a la Copa Libertadores un año después. Las emociones en el Callao quedaron en ese título porque a nivel internacional dieron pena. David Zuluaga fue el artífice del único gol que quedó en anécdota. Y, para que el tormento acabara, acordaron con los equipos restantes (Universitario - 9 de octubre) no seguir jugando porque Club Nacional de Ecuador había pasado a la siguiente ronda.

En este nuevo siglo, aparte de Alianza Lima y FBC Melgar, Sporting Cristal también se unió a este inefable recuento. Sucedió en el 2002 cuando integraron el grupo 5. Morelia, Nacional y Vélez se transformaron en los verdugos de los cerveceros. Alcanzaron romper las redes en 5 ocasiones. Aunque, la reacción de los rivales fue por 14.

LEE MÁS SOBRE...